Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

FinanzasDigital

Noticias de economía y finanzas

¿Convergerán Dicom y el paralelo?

julio 21, 2016
Compártelo con tus Amigos

VictorAlvarezVíctor Álvarez R.- En cuatro meses el tipo de cambio Dicom se ha devaluado 210%, al pasar de 206 Bs/$ hasta 642. Pero después de este ascenso continuo, en los últimos días el tipo de cambio Dicom reflejó varios altibajos atribuidos a un intento del Gobierno por desacelerar su impetuosa alza y morigerar la inflación.

Según los datos del BCV, en junio Simadi/Dicom liquidó un promedio de 7,6 millones $/día, lo que representa un aumento de 95% en comparación con mayo. Pero a pesar de este aumento, el porcentaje de divisas liquidadas a través de este mecanismo apenas llega a 8,39%, mientras que el 91,61% se sigue liquidando por el sistema administrado Dipro.

¿Por qué se soltó el Dicom?

En una economía que se ha contraído durante dos años consecutivos, la recaudación de ISR e IVA inevitablemente se ve afectada. Muchas empresas registran pérdidas y no aportan al fisco. Por otra parte, la necesidad de estirar los ingresos debido a la voracidad inflacionaria, induce a la informalización de la economía, fenómeno que se expresa en un creciente número de operaciones de compra-venta que se hacen sin factura para evitar el pago del IVA. Todo esto afecta la recaudación y deprime el ingreso fiscal en términos reales.

El margen de maniobra para tapar el hueco fiscal se reduce y la única opción que le está quedando al Gobierno es vender más cara la menguada renta petrolera. Así, la venta de un creciente porcentajes de petrodólares a la tasa Simadi/Dicom deviene como un alivio a las precarias finanzas de Pdvsa y la unificación cambiaria surge como el salvavidas para evitar el naufragio fiscal del gobierno.

Dipro insostenible para Pdvsa

Ante el estancamiento de los precios del petróleo, la irracionalidad de la tasa Dipro destroza las finanzas de Pdvsa. Si los precios del petróleo logran estabilizarse en torno a los 40 $/b, pero la compañía petrolera es obligada a vender más del 90% de su ingreso en divisas a la tasa de 10 Bs/$, eso quiere decir que por cada barril de petróleo de 159 litros, Pdvsa apenas obtiene 400 Bs/b. Es decir, solo 2,5 Bs por litro de petróleo, menos de lo que cuesta un caramelo. Por eso, al convertir el 90 % de su ingreso en divisas a la tasa Dipro de 10 Bs/$, los bolívares que recibe no le alcanzan para pagar una nómina de más de 140 mil trabajadores, honrar sus deudas con proveedores y contratistas, transferir aportes a los programas sociales y mantener al día las obligaciones con el fisco. Y, justamente, eso es lo que lleva a Pdvsa a endeudarse con el BCV.

Unificar el régimen de cambios múltiples en torno a la tasa Dicom (que al momento de escribir este artículo había alcanzado los 642 Bs/$) generaría suficientes bolívares para que Pdvsa pueda pagar la nómina y honrar todas sus deudas y compromisos. Esto eliminaría la presión que se ejerce sobre el BCV, el cual es obligado a realizar desmesuradas emisiones de dinero sin respaldo para financia el déficit de Pdvsa y otros entes públicos, cuestión que se ha convertido en el principal factor propagador de la inflación.

Al recoger más bolívares de los que ya circulan por cada petrodólar vendido a una tasa de cambio mayor, el impacto antiinflacionario sería más eficaz. Más que obstinarse en su intento fallido y vano de pulverizar el paralelo acercándolo a la tasa Dipro, a Pdvsa y el Gobierno le convienen cada vez más unificar el régimen de cambios a un nivel lo más cercano posible al dólar paralelo.

¿Por qué no se termina de tomar la medida?

Una de las razones por las cuales el gobierno teme unificar el régimen de cambios múltiples es por el impacto inflacionario que le atribuye a esta medida. Pero según el Cendas, la Canasta Alimentaria Familiar se ubicó en junio en Bs. 277.432,88, un aumento de 22,5% en comparación con mayo de 2016 y 766,3% entre junio de 2015 y junio de 2016. Esta tasa de inflación intermensual superior a 20 % evidencia que la contención de la inflación que se le atribuye a Dipro no funciona.

El derrumbe de los precios del petróleo agravó la escasez de divisas y determinó que muchas importaciones previstas a la tasa Dipro migraran a la tasa Dicom y dólar paralelo. Ante la certeza de que tarde o temprano esta migración a una tasa de cambio mayor se concretaría para el resto de los rubros, como en efecto ocurrió, el precio de los productos importados a tasa preferencial tendieron a calcularse con base en el dólar paralelo, anulando así el efecto antiinflacionario que se buscaba con la tasa de cambio protegida.

Las creencias limitantes que marcan la interpretación oficial atribuyen al ajuste cambiario un impacto inflacionario que ya se ha producido y prácticamente no hay precio alguno que se calcule con base en la tasa Dipro, porque el proceso de formación de precios es gobernado por lo que indique el paralelo.

Incentivos a la corrupción

La enorme diferencia entre las tasas Dipro y Dicom no deja de crecer y actualmente es de 64 veces. Esto degenera en un perverso estímulo a la especulación cambiaria y la corrupción, sobre todo si se tiene en cuenta que la brecha con el paralelo supera las 100 veces. Unificar el régimen de cambios en una sola tasa de cambio aliviará las finanzas de Pdvsa, corregirá estas graves distorsiones y permitirá calcular el PVP con base en una sola tasa de cambio considerablemente menor. Esto se traduciría en una desaceleración del ritmo inflacionario e, incluso, del nivel de precios que han alcanzado muchos productos.

Lejos de atizar la inflación, la unificación cambiaria erradicaría el delito de recibir dólares preferenciales Dipro para después fijar el PVP con base en el dólar más caro de Dicom o el paralelo. También eliminaría los incentivos a los especuladores que desfalcan al país a través de empresas de maletín que no importan los productos para los cuales se le asignan los dólares preferenciales. Así se le daría un duro golpe a los corruptos que manejan las redes de bachaqueros y del contrabando de extracción de los productos subsidiados que se importan con la tasa Dipro.

 

@victoralvarezr

 



Compartir

Acerca del autor

Victor Alvarez R.

Victor Alvarez R.

Economista, Premio Nacional de Ciencias. Por su trabajo de investigación y libros publicados ha recibido dos veces la Mención Honorífica del Premio Internacional "Libertador" al Pensamiento Crítico, el Premio Ensayo Crítico de la Asamblea Nacional, la Orden Arturo Michelena y el Premio Municipal al Pensamiento Político. Investigador del Centro Internacional Miranda (CIM) y profesor de "Economía política del capitalismo rentístico" en la Maestría de IDEA sobre Procesos de Integración Alternativos. Es Consultor y Conferencista Internacional. En la gerencia pública se desempeñó como Ministro de Industrias Básicas y Minería, Presidente de la CVG, Director de PDVSA, Presidente del Banco de Comercio Exterior (BANCOEX), Viceministro de Industrias, Director Ejecutivo del Consejo de Desarrollo Industrial y Gerente de Política Científica y Tecnológica del CONICIT.

Banco Activo