Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

FinanzasDigital

Noticias de economía y finanzas

Municipio, tributos y descentralización

abril 28, 2017

Camilo-LondonCamilo London.- La descentralización tuvo auge en el país a partir de finales de la década de los ochenta como un medio a través del cual se buscaba acercar el ejercicio del gobierno al ciudadano. La descentralización buscó facilitar a la gente su participación en la planificación de la entidad pública y el efectivo control de la gestión gubernamental.

Son innumerables los trabajos de investigación y artículos que refieren al franco retroceso que tuvo la descentralización a partir de 1999 con un modelo que contrario al ideal previsto en la propia Constitución, en la práctica propendió a una excesiva centralización de la gestión en manos del Poder Ejecutivo Nacional, limitando cada vez más la posibilidad del desarrollo de una estructura menos anquilosada para distribuir el poder en la administración pública.

Sería ingenuo pensar que la descentralización se cumple con solo estar prevista en la Constitución Nacional. Como ha ocurrido con muchos preceptos contenidos en ella, el poder político regente ha logrado vulnerar de muchas formas la voluntad del soberano contenida en el pacto social que ella representa. Temas como la separación de poderes, la protección a la economía nacional, respeto a la propiedad privada, transparencia y otro tanto de pilares esenciales para el desarrollo de la nación con garantía en el texto fundamental, fueron torcidos y de esa forma burlados. Igual suerte parece haber tenido la descentralización.

En materia presupuestaria, la descentralización no podría concretarse realmente, sin dotar a los Estados y Municipios de los recursos necesarios para su desarrollo sin la subordinación al arbitrio del Ejecutivo Nacional. Las competencias que la descentralización supone para las entidades locales, exige recursos económicos para concretarlas y una parte importante de esos recursos está dado por los tributos bajo su competencia.

La fijación de un valor presupuestario del precio del petróleo muy subestimado con respecto al de la real percepción para el Estado, con la reprochable anuencia de una Asamblea Nacional que antes estuvo subordinada aparentemente al fin de derrotar la descentralización en el país; permitió una macabra maniobra financiera que restó jurídicamente recursos al situado constitucional de las administraciones de Estados y Municipios. Pero quizás la mayor afectación en el caso de estos últimos ha sido a consecuencia de una merma de la recaudación real de los tributos asociados a la actividad económica, con cada vez menos empresas operativas que puedan pagar tributos.

Mi hipótesis parte de que la mayor parte de los municipios que concentran más población bajo su administración, tienen en el Impuesto Sobre Actividades Económicas la mayor fuente de ingresos fiscales de origen tributario. Ese impuesto responde proporcionalmente de forma directa a la actividad mercantil dentro de la jurisdicción del municipio. El tributo se cuantifica sobre la base de los ingresos brutos que perciben las entidades mercantiles por servicios y venta de bienes. Cabe destacar que las empresas del Estado, no contribuyen con este tributo, por lo que las que siempre lo fueron, así como las nuevas adquisiciones por vía de la confiscación y expropiaciones, quedan fuera.

Ante una reducción sustancial de la actividad empresarial productiva en el país, agravada por la abrupta caída de la renta petrolera, los municipios se enfrentan hoy con menos recursos financieros a la tarea de cubrir los gastos de funcionamiento de su burocracia. No les servirá de mucho aumentar las alícuotas tributarias para aplicarlas a cada vez un menor número de empresas capaces de soportar la mayor carga impositiva. Esto al final agotará la fuente de esos ingresos quebrando a dichas empresas y al municipio con ellas.

De cara al futuro inmediato, la crisis económica seguirá afectando a los municipios que dependen de la actividad de las empresas y de particulares, traducidas en fuentes tributarias de financiamiento del gasto e inversión pública. Todo hace suponer que no habrá cambios sustanciales en los resultados del desempeño económico a corto plazo, ya que no se han dado las reformas y rectificaciones requeridas para virar el rumbo que en los últimos años y actualmente, nos sigue llevando a transitar una catástrofe económica sin precedentes.

Ante un panorama tan poco alentador, algunos pensarán que debemos rendirnos y bajar la Santamaría del municipio. Yo por mi parte, con una propensión natural a la postura positiva y proactiva, apuesto por el necesario cambio de conciencia en los ciudadanos, que les comprometa con la descentralización y el apoyo a sus autoridades locales que están por elegirse, en la exigencia y desarrollo de proyectos de gestión eficientes tendentes a impulsar la actividad económica en sus jurisdicciones.

El municipio es instrumento para el fortalecimiento de la descentralización, siendo esencial su operatividad para el debido equilibrio del Poder Público. Por ello la relevancia que tienen las entidades locales para el desarrollo del país en su ámbito político y económico no debe ser subestimada.

Coincido con muchos que sostienen que el cambio que exige el país para salir de esta desastrosa crisis tiene como condición necesaria hacerlo a nivel de las estructuras del Poder Público Nacional, pero entiendo que ello no será suficiente. Se exige además, el compromiso y trabajo en los cambios que se deben dar a nivel de los Estados y Municipios del país, dando relevancia a la descentralización en su ámbito político, económico y fundamentalmente ciudadano.

 

@eltributario



Compartir

Acerca del autor

Camilo London Arena

Camilo London Arena

Licenciado en Administración Comercial de la Universidad de Carabobo, especializado en la gestión de tributos. Es asesor en diferentes organizaciones gremiales y empresas, tanto del sector privado como público nacional. Además es co-productor y conductor del programa radial Enfoque Empresarial. Editor de: gerenciaytributos.blogspot.com

Tasa DICOM 2.970,00 Bs/US$ Subasta 12
    Cierre Anterior Variación (%)    
ARS Peso Argentino 17,0583 17,1533 -0,5538 15/08/17
BOB Boliviano 6,9600 6,9600 0,0000 16/08/17
BRL Real 3,1664 3,1970 -0,9571 16/08/17
CLP Peso Chileno 647,5900 647,7700 -0,0278 16/08/17
COP Peso Colombiano 2.974,7000 2.966,5400 0,2751 16/08/17
CRC Colón Costa Rica 578,6600 578,6600 0,0000 16/08/17
EUR Euro 0,8540 0,8515 0,2936 16/08/17
GTQ Quetzal 7,2699 7,2697 0,0022 16/08/17
HNL Lémpira 23,3652 23,3652 0,0000 16/08/17
MXN Peso Mexicano 17,7160 17,8483 -0,7412 16/08/17
NIO Córdoba 30,2322 30,2281 0,0136 16/08/17
PYG Guaraní 5.567,7100 5.573,3500 -0,1012 16/08/17
PEN Nuevo Sol 3,2420 3,2460 -0,1232 16/08/17
DOP Peso Dominicano 47,5561 47,5530 0,0065 15/08/17
UYU Peso Uruguayo 28,6090 28,5330 0,2664 16/08/17
VEF Bolívar Fuerte 10,0000 10,0000 0,0000 16/08/17
    Índice Acumulada Anual  
Argentina 113,80 0,00 14,30 31/07/17
Bolivia 168,36 0,90 2,57 31/07/17
Brasil 4.843,87 0,24 2,71 31/07/17
Chile 115,45 1,40 1,70 31/07/17
Colombia 137,79 3,30 3,40 31/07/17
Costa Rica 101,21 1,33 1,16 31/07/17
Ecuador 105,40 0,18 0,10 31/07/17
El Salvador > 111,24 1,52 1,01 31/07/17
España 101,40 -0,70 1,50 31/07/17
Guatemala 132,04 4,11 5,22 31/07/17
Honduras 304,70 2,90 3,64 31/07/17
México 127,05 3,60 6,44 31/07/17
Nicaragua 204,40 2,39 3,13 31/07/17
Panamá 104,10 1,10 0,40 31/07/17
Paraguay 151,50 2,10 4,00 31/07/17
Perú 119,11 1,16 3,02 31/07/17
Rep. Dominicana 124,44 1,20 2,54 31/07/17
Uruguay 169,79 4,66 5,24 31/07/17
Venezuela 2.357,90 68,50 68,50 31/12/15
    Actual Anterior Variación (%)    
Argentina 444,00 436,00 1,8349 24/07/17
Brasil 266,00 268,00 -0,7463 24/07/17
Colombia 195,00 201,00 -2,9851 24/07/17
Ecuador 673,00 672,00 0,1488 24/07/17
México 243,00 247,00 -1,6194 24/07/17
Panamá 0,00 118,00 -100,0000 12/06/17
Perú 138,00 141,00 -2,1277 24/07/17
Uruguay 113,00 114,00 -0,8772 24/10/12
Venezuela 2.918,00 2.510,00 16,2550 24/07/17