Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

FinanzasDigital

Noticias de economía y finanzas

La MUD en Santo Domingo

noviembre 12, 2017

Luis Fuenmayor ToroLuis Fuenmayor Toro.- Me refiero no a la sierra de Santo Domingo en Los Andes venezolanos, sino a la capital de la República Dominicana, donde, a partir del 15 de este mes, se llevará a efecto la continuación del “diálogo” entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática o lo que de ella queda. Algunos se habrán sorprendido con esta noticia que, de manera quizás un tanto vergonzante, ha sido confirmada por los partidos y grupos más radicales de la oposición, que serán precisamente quienes estarán presentes en esas negociaciones. Y la sorpresa tiene su explicación, ya que esos mismos sectores, luego de sufrir una derrota electoral que sintieron más profunda que lo que realmente fue, prácticamente declararon el cese de las vías pacíficas en el escenario político venezolano, al llegar a decir que la vía electoral estaba cancelada mientras no se produjeran los cambios requeridos en la integración del CNE y del TSJ.

Súbitamente, un discurso que consideraba traidores a los gobernadores que se juramentaron ante la ANC y a quienes decidieran participar en las actuales elecciones de alcaldes, que rechazaba cualquier diálogo con el Gobierno, pasó a ser suavizado hasta llegar a aceptar la necesidad de continuar las conversaciones, con una representación paritaria de países en relación a sus posiciones sobre el régimen de Maduro, como garantes de la seriedad de las discusiones y del cumplimiento de los acuerdos, lo que con los rasgos de los protagonistas no es una tarea nada fácil. Y la gente debería preguntarse: ¿Qué milagro ocurrió para que asumieran algo que habían satanizado? ¿Los convenció el discurso de Maduro? Vente Venezuela, por su parte, continúa pidiendo la salida de Maduro para poder dialogar. Es como su reclamo del abandono de la calle por parte de la MUD, pero que no convoca ni una manifestación por su cuenta.

Nada interno convenció a VP, PJ y AD. Fue la presión internacional la que llevó a lo que queda de la MUD a sentarse nuevamente a dialogar con el gobierno. No fueron sus excompañeros de Avanzada Progresista, Un Nuevo Tiempo o La Causa R,  quienes nunca participaron en esas conversaciones, ni eran consultados en relación con las mismas ni están invitados a Santo Domingo, quienes los convencieron de participar. No hubo poder dentro del territorio nacional capaz de convencerlos de absolutamente nada. A pesar de que sus múltiples errores y derrotas deberían haberles reducido la soberbia, se comportan en forma tan sectaria a como lo hace el Gobierno. La presión vino de afuera, de sus aliados externos, que ante la incapacidad demostrada por una dirigencia a todas luces muy torpe, ha tenido que tomar las riendas de la situación y presionar sus decisiones.

El comportamiento gubernamental es idéntico. No consulta a nadie, ni al PSUV ni mucho menos a los del Polo Patriótico, quienes están para ser regañados y recibir instrucciones. Insisten los polarizados en ser los únicos decisores en el escenario político venezolano. Nadie más tiene vela en ese entierro. Se debe reflexionar sobre este hecho, pues las salidas se plantean entre fracasados. Hay que buscar como plantarle cara a ambos para salir de ellos.

 

@LFuenmayorToro

 



Compartir

Acerca del autor

Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Médico-Cirujano, Farmacólogo, Universidad Central de Venezuela y en Universidad de Cambridge, Inglaterra; Ph.D. Neuroquímica, neurofisiología, conducta animal, Universidad de Cambridge; Rector Universidad Central de Venezuela (1988-1992); Profesor Titular UCV; Investigador en Neuroquímica, Neurofisiología, Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Coordinador Nacional de “De Frente con Venezuela”

Banco Activo