Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

FinanzasDigital

Noticias de economía y finanzas

Tiranía en Venezuela inducida por la pasividad y sumisión del pueblo

enero 20, 2018

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- Iniciemos citando a Thomas Jefferson: “Cuando la gente le teme al gobierno estamos frente a una tiranía, mientras que cuando el gobierno le teme a los gobernados estamos frente a un pueblo libre”.

A tenor de la cita, surge una interrogante en relación al por qué una significativa parte de la población venezolana obedece a un tirano a pesar que tal desenvolvimiento los sitúa en contra de sus principios éticos, morales o de sus intereses al punto de configurar una mayoría silenciosa que ignora la injusticia. Algunas corrientes psicológicas, concluyen que la causa de la obediencia está en el miedo. Miedo a ejercer la libertad; y de igual modo han identificado a la obediencia como un sometimiento con respecto a otra persona o grupo incluida la renuncia a su propia autonomía al hacer propia las órdenes emanadas de la tiranía.

Vale mencionar, que la universidad de Yale realizó un experimento (1960 a 1963) donde se propuso medir la obediencia a la autoridad y captar la esencia de esa actitud obediente y voluntaria. Las conclusiones fueron: (1) La conciencia deja de funcionar cuando el sujeto obedece los dictados de la autoridad, hasta convertirse en la esencia de su obediencia; (2) Cuando el sujeto obedece órdenes se produce una abdicación de la responsabilidad, al punto de cometer actos atroces y considerarse completamente inocente; (3) Los sujetos con personalidad autoritaria resultan más obedientes, habida cuenta de estar caracterizados por una inclinación a la obediencia, a la aparición de impulsos agresivos ante la presencia de personas débiles, a la glorificación del orden y la disciplina; (4) Cuando más cerca físicamente está la autoridad, se obedece más fácilmente; (5) Las características de la personalidad dependiente son docilidad, baja autoestima, subordinación, fácil abdicación de la responsabilidad, tendencia a desarrollar miedos y fobias, se le convence fácilmente; (6) A mayor nivel de formación, menor intimidación produce la autoridad induciendo de igual modo una disminución de la obediencia al tener un mayor desarrollo moral que le facilita considerarse como responsable del dolor infligido. Es así, que no resulta una casualidad que hoy día en Venezuela exista una educación de poca calidad como una estrategia de dominación social; (7) El sujeto tiende a encontrar justificaciones a sus actos inexplicables.

Desde un ángulo complementario, puede afirmarse que la base de la obediencia se encuentra en la sumisión: someter la propia voluntad a la del otro al que sitúa en una escala superior, cuya mayor resonancia negativa ha de encontrarse en la sumisión ideológica, es decir, interpretar la realidad desde la perspectiva de la tiranía, aunado al hecho que la persona deja de sentirse responsable de sus actos cuando está obedeciendo y, como consecuencia, libre de culpa hasta convertirse en agente de las órdenes del tirano en un contexto de evasión en aras de la negación de la realidad donde el sujeto rechaza la evidencia transformándola en algo diferente.

La Desobediencia Civil, se basa en el derecho legítimo de toda persona a negarse de forma pacífica al cumplimiento de leyes con las que no está de acuerdo en su conciencia, siendo un término acuñado en 1848 por Henry Thoreau en su obra “Del deber de la desobediencia civil” escrita tras haber permanecido un día en la cárcel, y de haberse apartado en una cabaña durante dos años, por no pagar sus impuestos para “no colaborar con un Estado que mantiene la esclavitud y la guerra”, en una actitud de desobediencia frente a la desesperanza; desenvolvimiento personal que inspiró a M. Gandhi para la creación del Movimiento de la NO Violencia la luz de dos conceptos claves: (A) La “fuerza de la verdad”, que está por encima de todas las cosas y es la energía que ha de propiciar acciones como la no cooperación, la desobediencia civil y la resistencia pasiva (distinto a pasividad); y (B) La “NO violencia” como imperativo ético de la lucha en un escenario que rechaza la pasividad y la sumisión bajo la premisa que el poder de los gobernantes (y de los tiranos) depende del consentimiento y la cooperación de la población; habida cuenta que “existen muchas causas por las cuales estoy dispuesto a morir, pero ninguna por la cual esté dispuesto a matar” (Mahatma Gandhi, 1927).

Ha de estar suficientemente claro, el peligro que representa la predisposición de un alto porcentaje de la población venezolana a la obediencia y al sometimiento en una actitud que facilita, tanto a desprenderles su conciencia (intelecto, sentimiento y voluntad), como del sentido de responsabilidad frente a sus acciones al punto de convertirlos en cooperadores en la nefasta conducción de Venezuela, a la luz que la dependencia y la sumisión son esgrimidas por los débiles como razón para poder subsistir en subalterna relación con la tiranía, negándose a todo tipo de creatividad ya que su actitud mental les permite prescindir de la realidad externa y crear la propia bajo un “principio” de individualidad y neutralidad que interpreta como objetividad, hasta traducirse en una aparente frialdad que le invalida su voluntad. Aceptando, de igual modo, que las personas tenemos la capacidad de adaptar y flexibilizar nuestro comportamiento al igual que de aprender de la experiencia, se hace impostergable no seguir obedeciendo a la tiranía sino al bien y a la verdad, principios que aplicados con inteligencia se han de traducir en una enorme variedad de acciones algunas de las cuales darán la impresión de dureza, pero en su conjunto tendrán la transversalidad de dejar en libertad nuestra capacidad para expresar ¡enojo!, muy especialmente en cuanto a impedir que la tiranía en complicidad con el CNE continúe (ahora en el probable evento electoral presidencial 2018) instrumentando las tradicionales veinticuatro (24) irregularidades/trampas que en el pasado ha propiciado desviar la voluntad del soberano, en un marco donde hemos silenciado nuestra voz situándonos a merced de la tiranía ; dichas irregularidades/trampas las identificamos en nuestro artículo del 21/Dic/2017: “Ejército de voluntarios para vencer al enemigo electoral en 2018”.

Reflexión final: Estamos convencidos, que en mucho, la pasividad y sumisión que en el presente experimenta el venezolano convertida en profunda desesperanza, está muy ligada (por encima del Estado narco-corrupto y del CNE) a la honda decepción propiciada por el resquebrajamiento/ hendidura de la armonía partidista opositora en cuanto a un interés común: ¡¡¡VENEZUELA!!!

 

@JesusAlexisGo10

 



Compartir
Foro Cripto Monedas

Acerca del autor

Jesús Alexis González

Jesús Alexis González

Economista, profesor universitario jubilado, ex-vicerrector académico de la USM, ex-decano de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales USM, director del Centro para la Programación de Acciones Municipales, profesor de estudios para graduados, asesor en las áreas de negocios, económico-financiero, operaciones petroleras, combustibles y otros.

Seguir a FinanzasDigital en Twitter Seguir a FinanzasDigital en Facebook Seguir a FinanzasDigital en Instagram
Banco Activo
Foro Criptomoneda

Instagram FinanzasDigital