Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas

Tratando de entender el problema del dólar

octubre 19, 2018

Daniel-LahoudDaniel Lahoud.- Los temas monetarios son difíciles, y ahí es donde se nota si un economista tiene escuela y reconoce las sutilezas de la realidad económica. En Venezuela estamos viviendo un escenario de elevación desenfrenada de precios y la causa fundamental de eso es que el gobierno está emitiendo dinero en formas no tradicionales y en dimensiones que tampoco lo son. Cada bono que el gobierno inventa, es más dinero que entra al torrente de la economía y provoca alteraciones importantes en los diferentes mercados. Por ejemplo los precios de los bienes suben porque la demanda de bolívares cae, ante la elevación de la oferta que hace el gobierno. Eso significa que hay mucho dinero y que la gente no lo quiere y lo gasta desmesuradamente, eso provoca la subida de precios que todos llaman hiperinflación. Pero es mayor en los alimentos que en otros segmentos del mercado y por eso es por lo que, incluso, el índice de precios pierde toda su posible condición orientadora.

Ahora, en el mercado del dólar ha venido ocurriendo un evento que a algunos sorprende, este ha estado muy tranquilo, tanto que los precios de los bienes han subido mucho más que lo que lo ha hecho la divisa norteamericana. Eso provoca que quienes reciben “remesas” o quienes tienen posibilidades de tener divisas, necesiten muchos más dólares que antes para comprar cualquier cosa que quieran en bolívares; eso no puede denominarse inflación en dólares. En Venezuela no puede presentarse un fenómeno como ese, y tampoco corresponde a esa situación.

Entonces ¿qué es lo que ocurre? En primer lugar, debe haber mucha oferta de dólares y eso es lo que hace mantener el precio bajo, incluso en un escenario en el que los otros precios suben. Lo otro, es que hay poca demanda de divisas, fundamentalmente, porque las personas tienen urgencias en los otros mercados, lo que limita la compra de dólares en los mercados informales. Por eso probablemente el precio de la divisa no sube al igual que los precios de los demás bienes.

Uno podría preguntarse, y entonces ¿la economía no está dolarizada? El proceso de dolarización es progresivo, Venezuela está mucho más dolarizada que en 1983, debido a que sus nacionales no quieren bolívares y por el contrario quieren tener y ganar dólares. Eso ha hecho que muchas personas pacten en dólares por ejemplo, los alquileres, el precio de un carro, incluso el de un inmueble. Eso irá mellando cada vez más, hasta que efectivamente la economía esté totalmente dolarizada. Pero aún no lo está.

Lo que ocurre también es que si la economía se libera, fundamentalmente si liberan el tipo de cambio, el precio que tiene es demasiado elevado y debería tender a ser menor, lo que fortalecería el valor del bolívar, pero no necesariamente bajaría los precios. Para ello, tendrían que liberalizarse el resto de los mercados, para que las personas usen esos dólares y compren mercancías en el exterior. Eso al final podría hacer bajar los precios en bolívares y se nivelarían con el valor de la divisa. Quiero que quede bien claro que estoy hablando en condicional, porque quienes hacen las políticas pueden pretender, en cambio, elevar el precio de la divisa para hacer más cómoda la gestión fiscal del gobierno.

Eso que menciono es lo que hizo el gobierno del Ecuador cuando dolarizaron su economía, la devaluación fue cinco veces mayor que lo que el mercado ya había provocado, con el único objetivo de que el gobierno mantuviese una posición más cómoda, perjudicando a todos y cada uno de los ecuatorianos. Nadie recuerda eso, incluso hay gente que lo elogia. Pero normalmente, los economistas no están educados para hacer la política que brinde los mejores resultados para todos, a ellos se les prepara para hacer aquella política que sea soportable por el público y que brinde una mejor posición al gobierno que asesoran.

Espero que quede claro, que no hay inflación en dólares, lo que ocurre es que los precios reaccionan de manera diferente cada uno en su propio mercado y el efecto no es igual. La pregunta es sencilla, ¿quién compra los dólares que la gente vende? Cada vez, estos son menos personas que los que compramos diariamente, semanalmente o mensualmente los alimentos y otras vituallas que al ser mucho más necesarias son más afectadas por los incrementos en la cantidad de dinero que emite el banco central, como agente del gobierno.

 

@daniellahoud

 

Acerca del autor

Daniel Lahoud

Daniel Lahoud

Doctor en Historia, Magister en Ciencias Económicas, Magister en Historia de Venezuela, Especialista en Economía Empresarial, Economista. Profesor de pregrado y postgrado en la UCV, Profesor Titular de pregrado y postgrado en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales la UCAB Director del Programa de Postgrado en Instituciones Financieras y Coordinador del Programa de Estudios Avanzados en Gerencia Financiera, UCAB. Asesor Financiero y Empresarial. Ha trabajado en InvestAnalisis, S.A., Citibank Mercado de Capitales (Citimerca), Bolsa de Valores de Caracas y Banco Central de Venezuela. Editor del Blog http://temasdefinanzas.blogspot.com

Instagram FinanzasDigital