Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas

Un análisis para entender la pobreza, sus causas y sus soluciones

febrero 27, 2019

Daniel-LahoudDaniel Lahoud.- Antes que nada ¿Qué es un pobre? Hay quien refiere que es quien no puede comprar la canasta básica, hay quien refiere que es aquel que carece de educación y por tanto de oportunidades. Veamos. En el siglo XVIII un joven marinero escoses, partió de su Londres natal, discutió con el capitán del barco en el cual iba y éste como castigo lo dejó en una isla desierta del océano Pacífico, él sobrevivió milagrosamente, y al cabo de cuatro años, fue rescatado. Su hazaña ocasionó que un economista (mercantilista) llamado Daniel Defoe escribiera una novela basada en ese maravilloso hecho. Robinson Crusoe.

Robinson despierta en la playa de aquella isla, solitaria, está casi muerto. Me imagino que desde ahí en algún momento pensó que era preferible haber muerto ahogado, pero no, su misma voluntad de sobrevivir lo había llevado hasta la playa y luego de dar unas vueltas por la pequeña isla, descubre que lo único que hay son unas pequeñas frutas para comer y una fuente de agua que le permitía subsistir. Ahí descubre que no le sirven sus riquezas en Londres, que no le sirven de nada su habilidad de leer y escribir, que no le sirven los años de educación formal. Ahí Robinson descubre que es profundamente pobre. Pobreza es la ausencia de activos que pueden convertirse en bienes de consumo. No importa si tu eres educado, no importa que en la playa haya especies piscícolas que puedieran ser pescadas y servir de alimento, no importa si las aves que si logran alimentarse de peces existan porque  no pueden ser cazadas, además en ese territorio agreste, no había mas nada que frutas, eso es ser profundamente pobre.

Si hubiese existido en esa isla un gobierno magnánimo que le otorgase un subsidio o un plan del Banco Mundial, Robinson se hubiese: “enchinchorrado y empantuflado” como decía Rómulo y no hubiese hecho nada. Afortunadamente para Robinson no había ese gobierno.

Pero la habilidad más importante, que no se aprende en el sistema educativo es la empresarialidad, esa es la razón por la que los grandes empresarios: Rockefeller, Carnegie, Edison, etc., fueron excluidos del sistema educativo. Por eso, probablemente puede haber aprendido algo en la educación formal, pero su forma de aplicarlo no es convencional y por tanto no es formalizable, el conocimiento empresarial es tácito, no convencional y no formal. Además cada individuo lo aplica de una manera diferente, y resuelve sus problemas a su manera, la cual no puede ser imitada por completo.

Vive meses muy duros Robinson, “trabajando” 12 horas para lograr recolectar un promedio de ocho bayas por hora, es decir, 96 “uvas de playa” que a duras penas le servía para medio sobrevivir.

Descubre que por ahí existen unos palos y algunas palmeras que pueden ser utilizadas para hacer una “máquina recolectora”. Esa máquina le permitiría recolectar más frutas. Hace sus cálculos y piensa que puede producir en 6 horas lo mismo que hoy produce en 12 horas. Entonces asume la riesgosa actividad de construir una vara que al final tenga una pequeña cesta, pero debe ahorrar, porque mientras trabaje haciendo la máquina, no puede dedicarse a recolectar. De esta forma, decide trabajar 6 horas durante una semana y sólo recolectar 48 frutitas y dedicar el tiempo libre a elaborar su máquina. El calculó sus oportunidades y sus amenazas, y probablemente sobreestimó o subestimó sus cálculos pero asumió el riesgo de esa inversión. Como buen empresario, nadie sino su cerebro, sus expectativas y su imaginación lo acompañan.

Si es exitosa, Robinson experimenta por primera vez desde que está en la isla una mejora de su situación y siente que es un poco menos pobre. ¿Por qué? Porque probablemente puede recolectar mas frutillas, trabajando menos (entonces trabajar más no te hace más rico) y, desde ese momento puede dedicar 6 horas que tendrá libres para hacer otra máquina, una caña de pescar, quizá para añadir pescado a la dieta, quizá trampas para atrapar aves y hacerse un poco más rico.

A Robinson la pasó como Venezuela cuando descubrieron el petróleo, las trasnacionales invirtieron y arriesgaron mucho dinero para producir petróleo, en una época en la que no había estudios de suelo, ni mapeo desde satélites, eso ocasionó que Venezuela poco a poco creciera y experimentara uno de los mayores crecimientos económicos del mundo moderno, crecimos al 6,5% en promedio y la población crecía aproximadamente 3%, por lo que nos fuimos haciendo un país rico. Ese crecimiento se extendió entre 1940 y 1973. Rico no significa dueño del petróleo, sino que la explotación petrolera se diseminó en cientos de miles de empresas de todos los tamaños (privadas todas) y el gobierno permanecía actuando como tal, sin ínfulas de empresario. Sin embargo, el mundo no es tan feliz, en 1952 se cometió el primer error (pecado original), creando SIDOR y haciéndola una empresa 100% propiedad del gobierno, que nos costó mucho dinero.

Luego en 1953 el gobierno nacionalizó CANTV y la sacó del sector privado, haciéndola profundamente ineficiente. Entonces nuestro gobierno se convirtió en el principal generador de pobreza. Sin embargo, el tamaño relativo no permitía que los venezolanos distinguiéramos que eso era un error. Ese crecimiento vertiginoso, se detuvo y entre 1973 y 1999 en el cual crecimos apenas 1,99% interanual, casi lo mismo que crece la población. La nacionalización del petróleo en 1976, hizo que el gobierno tomara el flujo de caja de un negocio que era eficiente y desde el mismo primero de enero de ese año fue destruyendo ese flujo de caja, difundiendo con ello pobreza y desolación, hoy somos los herederos de los errores del pasado. Todavía hay quien cree que la riqueza la crea el gobierno. Lo único que crea el gobierno es pobreza, basta con ver al pasado de Venezuela para constatarlo sin lugar a dudas. No hay gobierno que sirva en eso de administrar riqueza, ellos solo sirven de policía, y hacen buen papel, sólo cuando se utiliza para defender la propiedad privada de los demás ciudadanos.

Entonces, conclusión de este artículo, pobreza es la ausencia de bienes de capital (máquinas y recursos) que te permitan tener una vida más cómoda o el simple hecho de no saber utilizarlas de una manera productiva. No son ricos los países que tienen recursos y no los extraen y los venden, no son ricos los que consumen todo lo que tienen, son ricos los que ahorran e invierten en más bienes de capital para producir y tener más. No es con programas sociales, es con oportunidades, no es con acuerdos con el FMI y el Banco Mundial que se saca al país del hueco. Si quieren sacar al país en este profundo vacío en el que nos colocó el socialismo, no es con más socialismo. Es con libertades económicas, con capital privado nacional y con trasnacionales, y con un gobierno que se dedique a lo que hacen los demás gobiernos, no a jugar a ser empresario que no es, ni puede serlo. Ya está bueno.

 

@daniellahoud

 

Acerca del autor

Daniel Lahoud

Daniel Lahoud

Doctor en Historia, Magister en Ciencias Económicas, Magister en Historia de Venezuela, Especialista en Economía Empresarial, Economista. Profesor de pregrado y postgrado en la UCV, Profesor Titular de pregrado y postgrado en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales la UCAB Director del Programa de Postgrado en Instituciones Financieras y Coordinador del Programa de Estudios Avanzados en Gerencia Financiera, UCAB. Asesor Financiero y Empresarial. Ha trabajado en InvestAnalisis, S.A., Citibank Mercado de Capitales (Citimerca), Bolsa de Valores de Caracas y Banco Central de Venezuela. Editor del Blog http://temasdefinanzas.blogspot.com

Instagram FinanzasDigital

Don`t copy text!