//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




Baterías solares amenazan a empresas eléctricas

Baterías solares amenazan a empresas eléctricas
marzo 8, 2013

Francfort-Milan/Reuters.- Ante los problemas ambientales, las tecnologías apuntan hacia el uso de energías renovables, que se encuentran en constante evolución, pero que desafían a las eléctricas tradicionales.

Las baterías solares permiten a los hogares y empresas almacenar energía solar para utilizarla en las horas de oscuridad, y pueden ayudar a crear “redes inteligentes” que reaccionan a cambios repentinos de suministro energético y liberar la energía almacenada cuando se necesite.

La tecnología sigue siendo cara y no está muy extendida, pero ante la subida en las facturas eléctricas para los consumidores podría ganar cuota de mercado con rapidez y reducir la dependencia de las eléctricas, que ya se enfrentan a una sobrecapacidad y una demanda débil.

Italia, por ejemplo, tiene uno de los precios más caros de Europa para la energía y está estudiando cómo reducir costos para que sus empresas sean competitivas.

Nicola Cosciani, jefe de almacenamiento de energía en el primer fabricante italiano de baterías industriales, Fiamm, dijo que los usuarios más grandes, como fabricantes de cemento y acero, están buscando cómo generar y almacenar su propia energía solar, e incluso vender la energía sobrante de sus baterías a la red general.

“Alemania e Italia serán mercados explosivos de almacenamiento residencial y también los grandes usuarios de energía están empezando a mostrar interés. Esto cambia el juego”, dijo a Reuters.

Para el 2020, la UE aspira a obtener el 20 por ciento de su energía de fuentes renovables. Eso frente al 12,5% del mix energético de la UE en el 2010 y el 8,1% de 2004, según las últimas estadísticas comunitarias. Las baterías serán cruciales para alcanzar ese objetivo.

En Alemania, el mercado solar más grande del mundo y el mayor consumidor de energía del continente, en torno al 40% de los módulos vendidos se han instalado en hogares, afectando directamente a la demanda de energía para E.ON y RWE.

Un hogar con cuatro personas puede reducir en un 30% la cantidad de energía que utiliza de la red en un año si utiliza paneles solares, y otro 30% si utiliza una batería solar, de modo que sólo el 40% de su suministro procedería de las eléctricas.

Las facturas energéticas están subiendo y los subsidios solares y los precios de las baterías bajan, de modo que se espera que el almacenamiento de energía crezca de forma drástica en los próximos 2-4 años.