Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


Más allá del discurso, el lenguaje corporal en los negocios

Más allá del discurso, el lenguaje corporal en los negocios
marzo 10, 2013

EEUU/TheDailyMuse.- Tanto en el trabajo como en una entrevista de trabajo solemos estar pendiente de lo que decimos y como lo decimos, dejando de lado el lenguaje corporal.

La mayoría de los mensajes que comunicamos —55%  según un estudio de la Universidad de California— se hacen a través del lenguaje de nuestro cuerpo, no con las palabras.

Si pensamos en retrospectiva, solemos fijarnos de cómo las personas se visten, la manera en qué caminan, la confianza o incomodidad en sus intervenciones y por allí sacamos supuestos de cómo son. Bien o mal, correcto o incorrecto, asumimos y categorizamos, y las personas hacen lo mismo con nosotros.

En la casa o en salida con amigos eso no tiene mucha relevancia, pero en el ambiente laboral cómo los demás te perciban tiene mucha importancia para el éxito.

El portal americano The Daily Muse hizo una lista de estrategias para asegurarnos que nuestro cuerpo esté enviando las señales correctas:

Aprieta bien

Con mucha frecuencia un apretón de manos es la primera forma de evaluarte. Piensa en la última vez que alguien sacudió tu mano: ¿era húmeda y débil? ¿Un dedo temblaba? ¿Tenía apropiación autoritaria? ¿O era un saludo firme, pero relajado que denotaba confianza?

Lo último es exactamente lo que se quiere lograr. Para conseguirlo, primero hay que hacer contacto visual y sonreír. Ambas acciones muestran que eres seguro, amigable y estás relajado.

Luego extiende tu mano para un firme y breve apretón de manos: mantén los dedos juntos, envuélvelos alrededor de la mano de la otra persona y agita dos o tres veces desde el codo —no solo la muñeca o desde el hombro—, sin perder el contacto visual.

Párate —o sientate— derecho

Tener buena postura no solo ayuda a tu espalda, sino también a los negocios. Así estés sentado o de pie, la postura dice si estás interesado y comprometido o todo lo contrario.

Cuando estés sentado en una reunión o entrevista, siéntate que tu espalda no toque el espaldar de la silla. Esto evita que te encorves —que ocurre naturalmente cuando estás sentado— y da la impresión  que estás muy cómodo.

Plante los pies en el piso o cruce las piernas por las rodillas, que se ve casual y relajado. También se puede cruzar las piernas por los tobillos, o mantener las rodillas juntas inclinando las piernas hacia un lado. Mujeres, recuerden que si tienen falda siempre se acorta no importa como crucen las piernas.

De pie, mantén tus hombros atrás, manos a los lados, y ambos pies en el piso distribuyendo tu peso entre ambas piernas.

Piensa en tus mañas

Es vergonzoso sentarse, estar de pie o hablar sin saber qué hacer con brazos y manos. La solución de muchos es cruzar los brazos frente a su cuerpo, o por estar inquietos mueven los dedos o juegan con el cabello en el caso de las mujeres.

La actitud más profesional es manteniendo los brazos a los lados. Si se siente incómodo, asegúrate de tener algo que sostener, como una libreta. No coloques las manos en los bolsillos porque transmite reticencia o cautela.

Ten presente los movimientos de las manos. Deben ser pequeños e intencionales y nunca una distracción para lo que dice tu boca. Muchos movimientos mientras hablas pueden dar la impresión que eres emocional o estás inseguro de lo que dices.

‘Poker Face’

Lo llaman ‘cara de póker’ por una razón: tus expresiones faciales como alzar las cejas, irrumpir una sonrisa o fruncir el ceño puede decir mucho tus pensamientos y emociones.

Piensa en lo que tu cara está diciendo incluso cuando tu boca no se está moviendo. Una pequeña y calmada sonrisa te hará parecer neutral, amigable y accesible, y asintiendo con la cabeza alzando tus cejas demuestra que estás de acuerdo.

Mantén contacto visual con la persona que está hablando —o pasea tu mirada entre todos en la habitación cuando seas tú el que habla. Mirar hacia abajo, hacia arriba, a un lado o voltear los ojos envía diferentes mensajes, muy probablemente ninguno que desees enviar.

Estés o no estés hablando, tu lenguaje corporal envía fuertes mensajes por ti. Y todo está en los detalles. Así que presta atención a lo que haces tanto como a lo que dices, y puedes estar seguro que enviaras el mensaje que quieres.




Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/glscope/public_html/wp-content/themes/legatus-theme/includes/single/post-tags.php on line 5
Don`t copy text!