//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




Conoce las 10 metas laborales que debes considerar antes de los 40

Conoce las 10 metas laborales que debes considerar antes de los 40
septiembre 15, 2013

Finanzas Digital.- El concepto del empleo ha cambiado en los últimos años. La imagen del profesional que tenía uno o dos trabajos de por vida y esperaba pasivamente un ascenso ha quedado atrás. Actualmente, una persona busca contratarse entre seis y ocho veces a lo largo de su vida laboral.

Si piensas que al ingresar a un trabajo la empresa pondrá todo de su parte para garantizar tu desarrollo, o no tienes idea de tus objetivos profesionales al menos a cinco años, es momento de cambiar y trabajar en ciertas tareas para asegurar que tendrás las habilidades para crecer en tu profesión.

A continuación, 10 metas que pueden estar presentes en una trayectoria laboral entre los 25 y 40 años:

Antes de los 30:

1. Fíjate en tus primeros trabajos. Busca un lugar que ofrezca posibilidades de hacer carrera es un punto importante, y una vía para lograr ese objetivo es ingresar a un “trainee” o entrenamiento laboral.

Las empresas promueven estos programas para captar jóvenes que rotan por diferentes áreas y si son contratados tiene un plan de carrera asegurado en la organización. Empresas como Nestlé y Procter & Gamble cuentan con esta herramienta.

2. Escoge un empleo ancla. En los primeros empleos es importante permanecer por lo menos dos años para tener idea de la dinámica y los ciclos en una organización. Estos primeros años también sirven para crearse una identidad profesional.

Importante, si la empresa no tiene un plan de carrera hay que invertir tiempo para desarrollar esta herramienta. Anota a qué reto o puestos de trabajo le apuntas, en cúanto tiempo y cómo llegarás a estos.

3. Sigue capacitándote. No hay que esperar a los 30 años para regresar a clases. El crecimiento que se tiene planeado debe reforzarse con conocimientos y habilidades actualizadas.

Puede ser una especialización para complementar la formación académica, que se oriente al área donde interesa crecer o cubra una habilidad que requerirás más adelante.

4. Es el momento para viajar. Los primeros años de vida laboral son buen momento para una estancia fuera del país, que sume experiencia que servirá para después cotizarse a nivel laboral.

En el mercado hay una amplia oferta de prácticas y estancias profesionales en el extranjero, pero también puede ser el periodo idóneo para mejorar un idioma.

5. ¿Quieres un giro?, !Hazlo¡. En el inicio de la carrera es recomendable que la persona logre un nicho de especialización para empezar a ser reconocido por un área de experiencia.

Los primeros siete años también pueden ser propicios para cambiar de especialidad o terreno laboral.

 

Después de los 30:

6. Piensa en renovarte. Al superar los 10 años de carrera el objetivo es tener claro lo que disfrutas y quieres hacer. Esto servirá para definir tu valor como profesional e invertir en habilidades de liderazgo y trabajo en equipo para pulir las características que has elegido para diferenciarte.

7. Mira otras áreas. La idea es seguir escalando laboralmente y para eso hay que explorar otras áreas y funciones de la empresa o tu labor de profesionista independiente.

8. Vuelve a salir. Tal vez algunos años viajaste por gusto o para aprender un idioma, pero pasados los 30 hay que buscar esta experiencia de nuevo.

Algunas compañías promueven asignaciones internacionales (estancias por periodo en el extranjero). Otra opción es estar en contacto con un proyecto o fuente internacional vinculada a tu trabajo. En esta estapa se espera que el profesional aporte en su trabajo una visión más amplia o global.

9. Acelerar la inversión en ti. Cerca de los 40 el profesional se aproxima a la cúspide de la curva profesional y se supone que a los 45 tiene la máxima capacidad de generar ingresos.

Para esta etapa una meta es haberse integrado a comités o asociaciones que permitan varias cosas: seguirse actualizando, ampliar contactos que sirvan a futuro y promover tus conocimientos. En términos financieros a estas alturas el ahorro para el retiro debe ir al alza.

10. Vuélvete visionario. Quizá antes de llegar a los 40 ya tienes un buen nivel en la organización que permita planear seguir adelante en ese grupo. Pero esa no es una generalidad para todos los profesionales, así que la última meta es definir a través de cuál vía te garantizarás un buen futuro. Puede ser un emprendimiento, desempeñarse en asesorías, invertir en el negocio de un tercero y hacer alianzas con amigos o compañeros de trabajo para comenzar un proyecto.

Fuente: CNN en Expansión






Noticias relacionadas