//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




Aprende a delegar en tu negocio

Aprende a delegar en tu negocio
septiembre 22, 2013

Finanzas Digital.- Cuando eres emprendedor, tu negocio es como tu hijo. Y delegar o tercerizar tareas a veces puede resultarte muy difícil porque nadie puede hacer las cosas tan bien como tú, ¿no es cierto? Pues no lo es, según dice Jordan Cohen, experto en productividad. “En algún punto, todo emprendedor ya no puede hacer más o seguir haciendo todo bien”, afirma.

En un estudio de Harvard Business Review, Cohen junto a Jualian Birkinshaw, profesor de estrategia y emprendimiento en la London Business School, entrevistaron a ejecutivos de 39 empresas en Estados Unidos y Europa y descubrieron que 41% de su día estaba lleno de actividades que pudieran ser fácilmente delegadas a otras personas.

Encontrar a la gente correcta y confiarles tu marca o parte de tu negocio puede sentirse riesgoso. Por eso, Cohen comparte tres sencillos pasos para aprender a delegar mejor:

1. Tener una infraestructura de outsourcing antes de necesitarlo

En lugar de tomar decisiones bajo estrés, investiga buenas alternativas para delegar o tercerizar antes de que las necesites. Por ejemplo, capacita a los miembros de tu equipo para realizar nuevas tareas o encuentra y entrevista algunos consultores que pudieras contratar cuando hagan falta.“Conforme más tiempo puedas invertir en establecer tus opciones, más robusta será la solución”, dice Cohen.

2. Escribir “delegar” en tu calendario

Cuando revises tu calendario y lista de pendientes, Cohen indica que debes observar tus reuniones y metas con ojo crítico. “¿Qué tareas tienes que hacer tú mismo y cuáles puede realizar alguien más”, dice . Las tareas que tienen un valor bajo para tus clientes pero que consumen mucho tiempo (como las administrativas y contables) son ideales para tercerizar.

3. Prueba delegando

Cohen sugiere iniciar con algo que no sea complejo o urgente. Mejor, experimenta con cosas de menor importancia. Por ejemplo, contrata a una firma de diseño que te ayuda a convertir tu presentación en un documento de PowerPoint. No empieces con algo tan crucial como las ventas. “La idea es sentirte cómodo delegando. Se requiere de práctica, pero se va haciendo más fácil con el tiempo”, dice.

Fuente: SoyEntrepreneur.com






Noticias relacionadas