//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




Deudas de Venezuela amenazan la Zona Libre de Colón en Panamá

Deudas de Venezuela amenazan la Zona Libre de Colón en Panamá
noviembre 4, 2013

Finanzas Digital/El País.-  De acuerdo con un artículo publicado este lunes en el Diario El País de España, la Zona Libre de Colón (ZLC) de Panamá es el segundo puerto libre más importante del mundo, después de Hong Kong, y actualmente registra el efecto dominó de la devaluación en Venezuela y de un incremento de aranceles en Colombia.

Esto se debe a que los importadores venezolanos que compran en la ZLC deben más de 700 millones de dólares a sus proveedores panameños, una cifra que otras fuentes elevan a 1.200 millones. Según la nota, titulada “Las deudas de Venezuela afectan el segundo puerto libre del mundo” y escrita por José Meléndez, el fenómeno es inquietante para Colón, porque Venezuela es su principal cliente con adquisiciones que equivalen a un promedio aproximado al 30% de sus operaciones totales al año. El problema se generó sobre todo con el abaratamiento del bolívar frente al dólar, que dificulta a los empresarios venezolanos acceder a la moneda estadounidense para pagar sus importaciones.

“La deuda de Venezuela sigue igual. El tema es crítico por las cuentas que tiene que pagar Venezuela con una multitud de acreedores. Nosotros en la lista (de pagos de Venezuela) seremos baja prioridad, me imagino”, advirtió el empresario Surse Pierpoint, expresidente de la Asociación de Usuarios de la Zona libre de Colón.

“Nadie sabe con certeza de cuanto es la deuda, porque eso no es algo que se publica ni hay una bolsa de cuentas por cobrar, pero la cifra que he escuchado repetir es de 700 millones de dólares”, señaló a El País.

En el artículo se indica que la ZLC, que opera desde 1948 regida por un mecanismo de excepción fiscal, factura más de 29.000 millones de dólares al año y funciona cerca del Canal de Panamá, también se ha resentido del impacto de la decisión de Colombia de imponer en marzo un sobrearancel a la importación de calzado y textiles. Los compradores colombianos mueven cerca del 10% de las operaciones anuales de la ZLC. “Con Colombia estamos igual [que con Venezuela]”, explicó Pierpoint. “No muestra ninguna señal de relajar la medida a pesar de que la OMC (Organización Mundial de Comercio) ha fallado en su contra.

Con este panorama, las perspectivas de la Zona Libre de Colón no son muy halagadoras. La situación es “preocupante y crítica”, subrayó Piperpoint. Las operaciones de la ZLC con Venezuela y Colombia se han acercado en los últimos años a los 5.000 millones de dólares, por lo que el impacto de las decisiones adoptadas en Caracas y Bogotá repercute directamente en los vendedores panameños. Y en cifras, el efecto sobre la Zona Libre por las medidas en esos dos países sería una desaceleración cercana al 10% al cierre de 2013, según pronósticos preliminares.

“Es un ciclo económico negativo”, dijo el empresario panameñoSevero Souza, otro expresidente de la Asociación involucrado en el lío del débito de Venezuela. “Con Venezuela va muy lento el proceso de pago. Se han hecho esfuerzos, se ha recibido alguno que otro pago pero muy poco y de forma muy lenta”, acotó.

“Muchas compañías, medianas sobre todo, no pueden aguantar tanto tiempo porque tienen compromiso con bancos y con proveedores y esto las está afectando grandemente. No están pudiendo reponer inventarios para vender a otros lugares. Al no poder vender a Venezuela, algunos están liquidando o vendiendo a otros destinos”, relató.

La crisis con los compradores venezolanos provocó que el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, viajara en julio pasado a Caracas, para tratar de negociar una solución directamente con el presidente venezolano, Nicolás Maduro. Venezuela devaluó su moneda en febrero de este año, en un proceso de encarecimiento del dólar que dificulta a los empresarios pagar sus compras en el exterior con la moneda estadounidense. Los dos gobernantes crearon una comisión técnica para resolver los problemas, pero la situación se prolongó y llegó al último trimestre del año, considerada una temporada crucial para los negocios de la ZLC.

En la nota se destacad que el control de divisas impuesto por el gobierno venezolano retrasó los pagos a los comerciantes panameños y “eso ha causado una disminución del comercio” en la zona y del movimiento portuario, según dijo Martinelli.

Ver artículo Diario El País: Las deudas de Venezuela amenazan al segundo puerto libre del mundo







Noticias relacionadas