Inicio NoticiasFinanzas Diez países de la UE acuerdan gravar las transacciones financieras en 2016

Diez países de la UE acuerdan gravar las transacciones financieras en 2016

por David Rodríguez
La inversión extranjera en España cayó un 3,8% hasta marzo

Finanzas Digital/AFP.- Algo más de un tercio de los 28 países miembros de la Unión Europea (UE) alcanzaron este martes un consenso para elaborar un controvertido impuesto a las transacciones financieras (ITF), que debería entrar en vigor en 2016 a pesar de la férrea oposición de Gran Bretaña.

eurosEste impuesto era necesario, indicaron, para paliar los fallos de los mercados financieros que hundieron al mundo en una crisis en 2008. Sin embargo, los escépticos vieron este martes un anuncio cargado de intenciones electoralistas antes de los comicios europeos que se celebrarán entre el 22 y el 25 de mayo.

Diez países de la eurozona (Alemania, Austria, Bélgica, Eslovaquia, España, Estonia, Francia, Grecia, Italia y Portugal), de los once que quieren introducir este impuesto (Eslovenia se mantiene de momento al margen tras la dimisión del gobierno el lunes) alcanzaron un “acuerdo político”, señaló el ministro de Economía español, Luis de Guindos, al presentar a la prensa el consenso alcanzado al margen de una reunión de ministros del rubro en Bruselas.

La unión monetaria europea cuenta con 18 miembros en total. “Convinimos que se hiciera paso a paso, empezando por gravar el intercambio de acciones y algunos derivados”, había indicado poco antes durante las deliberaciones públicas de este encuentro el ministro de Economía austríaco, Michael Spindelegger.

La hoja de ruta ya está elaborada. Para fin de año los diez países participantes se pusieron como objetivo terminar con el trabajo técnico. El año 2015 será para aprobar los diferentes aspectos de este nuevo impuesto que debería entrar en vigor el 1 de enero de 2016.

El producto de este nuevo impuesto es imposible cifrarlo dado que no se conoce con exactitud lo que se gravará. Sin embargo el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, aventuró una estimación de entre 5.000 y 6.000 millones de euros si se grava únicamente el intercambio de acciones.

La Comisión Europea había propuesto a principios de 2013 un ITF para el conjunto del bloque. La propuesta fue rechazada pero el Ejecutivo europeo estimaba el producto de este impuesto en 35.000 millones de euros, aunque tampoco se supo con exactitud qué tipo de operaciones serían gravadas.

En una declaración común, los países que se dan el objetivo de introducir este impuesto subrayan su intención de avanzar de forma “progresiva” en la implementación y destacan que este “enfoque es esencial para garantizar que cada paso hacia su implementación final (…) sea diseñado de manera tal que tome en consideración el impacto económico”.


Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies