Finanzas Digital/Daniel Bergoya.- El cierre del Mundial está por llegar. El domingo en Maracaná se encontrarán viejos conocidos, dos escuelas del futbol internacional con estilos opuestos y actualidades distintas. La única característica que los une en la víspera de la final, es el deseo por levantar el trofeo que les acredite como monarcas del planeta por los próximos cuatro años.

alemania-argentina-brasil2014Todo comenzó hace 28 años en México. Argentina contaba entre sus filas al considerado por muchos como el mejor futbolista de todos los tiempos: Diego Armando Maradona. El 10 albiceleste, condujo los hilos de su selección de principio a fin para llegar al estadio Azteca donde esperaba la Alemania dirigida por Franz Beckembauer en el banquillo y comandada en el campo por Andreas Brehme y compañía.

El partido no defraudó y el destino se alió con los gauchos para vencer 3-2 al combinado europeo en el primer capítulo de una historia que se repetiría en el siguiente mundial.

Italia recibió en 1990 la cita ecuménica y Argentina no contaba con la misma versión de Maradona que cuatro años atrás; sin embargo se las arregló para repetir en la final donde el destino los puso cara a cara con Alemania, una vez más. En el Estadio Olímpico de Roma, los europeos se quedaron con su tercer y último título en su historia gracias al tanto de penal convertido por Andreas Brehme restando cinco minutos para el final del partido.

24 años después, vuelven a disputar una final del mundo, convirtiéndose en el encuentro más repetido en finales de campeonato mundial. El domingo, uno de los dos tendrá la dicha de desnivelar a favor la serie que hasta el momento los tiene con una victoria por bando.

Alemania, después de humillar a Brasil, acude con ribetes de favorito por encima de Argentina que ha basado su participación en entrega, lucha y un buen balance defensivo en las fases de eliminación directa. Los teutones son directos, estéticos y hasta practicos, por momentos colocándole matices de juego total y dando espectáculo sobre el campo. Es difícil conseguir un punto negativo al elenco de Joachim Low.

Argentina que tendrá un día menos para preparar la final, se aferra a su capitán que todavía no ha aparecido en su real dimensión; el escenario ideal está servido para que Lionel Messi se coloque el rotulo de leyenda, deje el trofeo en suelo suramericano y mantenga la tendencia histórica de que ningún equipo europeo ha sido campeón en esta parte del mundo.

La mesa está servida para que una de estas dos potencias borde otra estrella en su escudo. Alemania buscará su cuarta, mientras que Argentina hará todo lo posible para igualar a su rival de turno con tres títulos en su palmarés.

@danielbergoya

 

Vea también:

Calendario de Juegos

Resultados de los Juegos

Goleadores

Tabla de Posiciones Primera Fase

Noticias del Mundial

 


*Daniel Bergoya es periodista deportivo. Trabajo como redactor y columnista web de fútbol en el Diario Líder, así como comentarista de la marca Líder en directo en Globovisión. Realizó cobertura periodística de la Copa América Venezuela 2007.