Inicio NoticiasEconomía La calidad de vida del venezolano

La calidad de vida del venezolano

por Tomás Socías López

TomasSociasTomás Socías López.- Se acabó el termes del año y la situación económica del país no mejora o mejor dicho, sigue empeorando. Lamento afirmar esto, pues mi prédica siempre ha sido la del optimismo y la de darle el beneficio de la duda a las medidas del Ejecutivo.

No obstante, la realidad nos golpea en la cara y podemos afirmar que la calidad de vida del venezolano va en picada. Las cifras no mienten y en economía menos, porque en este caso, la realidad no se puede esconder con propaganda. Por más horas de transmisión de ventas de alimentos en distintas jornadas en varios estados del país, ir al mercado no es nada fácil, por lo caro de los productos y simplemente por no hay producción de bienes y servicios.

Tomemos un ejemplo: una ama de casa hace tiempo que no puede ir al mercado a gastar medianamente, no. Debe gastar cada mes el doble de lo que destinó el mes anterior. Gastar mil bolívares en seis bistec y un kilo de carne molida no es normal y eso para citar un ejemplo y teniendo en cuenta que ahora casi no hay carne de res. Gastar mil 300 bolívares en tres pollos tampoco es normal y otros dos mil en embutidos, sumado a otra cifra igual en verduras y vegetales.

Que de dónde saco estas cifras? De la vida real, del último mercado que hicimos en mi casa y en el cual no se incluyeron víveres ni detergentes que no hay. El tiempo invertido en esta última compra fue de horas entre colas y varios establecimientos. Y lo más grave, observar que no fuimos la única familia, sino cientos. Y estamos hablando de familias con personas que trabajan, que son de clase media y pueden, por ahora, asumir el gasto.

Se puede decir que para las personas de menores recursos existen las misiones sociales, pero eso tampoco es tan cierto, ahora. He sido un gran defensor de los programas sociales y he resaltado lo beneficiosos que son. No obstante, he pasado por Mercal o Pdval, solo para ver como están esos programas y he visto poco abastecimiento, colas, molestia.

La calidad de vida del venezolano está decayendo muy rápido y el Ejecutivo debe y puede tomar medidas en este sentido. El cierre parcial o total de empresas y el aumento de la informalidad y desempleo está afectando al país y se deben tomar medidas para corregir esto.

Según cifras oficiales, el desempleo promedia el 9% y la informalidad el 52%. Sumando esta situación al aumento expansivo de costo de vida, la capacidad de consumo de los venezolanos va disminuyendo peligrosamente y estamos hablando de consumos de productos básicos, de alimentos de primera necesidad, de productos de higiene personal. Esto empeora con la escasez que también va en aumento.

Desde el Ejecutivo se habla de hacer más importaciones y de acelerar la entrega de divisas y nuestra petición es que se cumpla con lo anunciado. En el caso de las importaciones nuestra petición siempre ha sido que se traiga del exterior lo necesario para producir aquí, y no el rubro terminado que perjudica al sector productivo.

Cubrir la necesidad de divisas, bien sea mediante el Simadi, el Cencoex o el Sicad, es una tarea importante que el ejecutivo viene cumpliendo, pero no con la velocidad y la eficiencia que se requieren. Ratificamos que siempre hemos apoyado las medidas del Ejecutivo, porque ningún Gobierno quiere el mal para su país, pero en este momento, las fallas y distorsiones en la economía están afectando la calidad de vida del venezolano.

@Tsociasl


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies