Inicio Destacados Situación económica de Venezuela augura tiempos difíciles y nubarrones para Petrocaribe

Situación económica de Venezuela augura tiempos difíciles y nubarrones para Petrocaribe

por Javier Chourio

Finanzas Digital/Javier Chourio.- Ante la caída de los precios del petróleo, muchos analistas han comenzado a hablar del futuro de Petrocaribe. Organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), consideran que Haití y Nicaragua son los dos países ligados a este bloque petrolero que más se verán afectados por la caída mundial de los precios del crudo.

Mientras, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, expresó recientemente que si la situación económica en Venezuela llegara a provocar la suspensión del programa de petróleo subsidiado Petrocaribe, podría producirse “una grave crisis humanitaria” en la región.

A Venezuela se le impone nuevos tiempos, asegura el experto en economía petrolera Rafael Quiroz, debido a que hay una especia de vendaval en este momento en cuanto a precio, que obliga a Venezuela a revisar los convenios de cooperación energética enclavados en Petroamérica, como Petrocaribe, Petroandina y PetroSur. Incluso los suministros a Cuba, dice, porque los tiempos no son los mismo de hace tres u ocho años, cuando Venezuela gozaba de recursos abundantes.

“Aquí se impone la revisión de dos vertientes: las condiciones de contrato y de financiamiento, que es parte de la factura, estamos hablando de años de gracia,  interés, plazos, etc; y la segunda, que es la cantidad de suministro de crudos y/o derivados.  Venezuela lo viene recortando, el último  trimestre de 2014 recortó suministro total en bloque, para países del Caribe, Cuba y China”, manifiesta Quiroz.

De acuerdo a cifras dadas por el Gobierno nacional, el país exporta 100.000 barriles diarios a las naciones del bloque petrolero caribeño, conformado por 18 países, incluidos Honduras, Guatemala, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Haití, Belice y una decena de islas del Caribe, lo que genera una factura de 4.000 millones de dólares.

La caja registradora no suena

La premonición del Secretario de Estado de Estado Unidos, sobre una posible reducción en los envíos de petróleo y derivados subsidiado a miembros de Petrocaribe es compartida en cierta medida por el experto petrolero Diego González, quien afirma que de la misma forma en que Petróleos de Venezuela se desligó del compromiso con República Dominicana, liquidando la deuda que mantenía ese país con la estatal a  “un precio ridículo (….), así se va a ir saliendo con los otros países, porque hay algo muy elemental, ya Pdvsa no tiene capacidad de entregar productos y petróleo en los términos que los había entregado”.

A finales de enero se conoció que el gobierno de Venezuela redujo en 52% la deuda de República Dominicana por concepto de petróleo a cambio de pago adelantado, en momentos en que la caída de los precios del crudo afectaba la crisis del país, por la falta de divisas en efectivo para pagar importaciones y deudas.

El especialista señala que a raíz de una baja en la producción de los productos y derivados que consumía República Dominicana, y que además consumen los demás miembros del bloque, y a raíz de la baja en la producción de gas, ya que a muchos países se les entrega gas de bombona, Pdvsa no puede continuar manteniendo esa situación.

“Además de los leoninos contratos, en informes de gestión de Petróleos de Venezuela se evidencia que  esos países pagan hasta con pantalones, como Nicaragua, o República Dominicana que pagaba con habitaciones de hoteles.  Otros pagan con granos y vegetales, y ninguna de esas cosas hacen sonar la caja registradoras para solucionar el déficit que tiene Pdvsa”, apunta.

EEUU tras el mercado caribeño

Así, mientras Venezuela se ha visto obligada a reducir envíos a ese mercado caribeño capturado desde el año 2005, cuando decidió llevar a delante la iniciativa de Petrocaribe, empresas de otros países como Estados Unidos podrían estar a la espera para entrar a cubrir el vacío que dejaría Pdvsa en el mercado caribeño.

González manifiesta que con los “excedente de petróleo y productos de refinería existente en Estados Unidos, van a poder abastecer esos mercados”, pero aclara que en el caso de la nación del norte, quienes entrarán a suplir ese mercado serán las empresas privadas, las cuales negociarán los suministros de petróleo y productos en  términos favorables para ambas partes.

“Términos que los países caribeños van a tener que aceptar, porque no tienen otra alternativa. En esos países su electricidad la va a generar el gas licuado de EEUU y el suministro de gas por bombona, para hoteles comercio etc, se los va a poder entregar  las empresas a un buen precio  para las dos partes. La venta no lo hace el gobierno de EEUU, sino empresas privadas, en cambio por parte de Venezuela lo hacía la estatal, esas empresas que se cuentan por cientos, hacen negocios”, recalca.

El economista Quiroz también cree “Estados Unidos podría estar en mejores condiciones para soltar la soga que había cortado” en el Caribe. “Yo veo tiempos bastantes difíciles y nubarrones a mediano plazo y largo plazo, porque Venezuela lamentablemente no podrá mantener su figura en Petrocaribe. Yo sí creo que EEUU está enfocando su estrategia geopolítica para sustituir la influencia que Venezuela tenía con el uso del petróleo como especie de locomotora para la integración subregional y regional”.


Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies