Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


La Dolarización puede ser una vía a la crisis económica de Venezuela

La Dolarización puede ser una vía a la crisis económica de Venezuela
abril 14, 2015

Finanzas Digital/Sarai Coscojuela.- La dolarización se presenta como una de las opciones a la crisis económica de Venezuela, y más aún si se parte de la experiencia que tiene Ecuador, país donde el dólar es la divisa oficial desde el año 2000.

Éste fue el tema principal del foro internacional “¿Ha llegado el tiempo de dolarizar? La democratización de la moneda: opciones para Venezuela”, organizado este martes por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice).

El economista José Luis Cordeiro, asesor de la dolarización en Ecuador y miembro de Cedice, estuvo como ponente en este evento y refirió que “en la actualidad nadie quiere Bolívares, ni siquiera el Gobierno nacional, ¿Entonces por qué el pueblo no puede tener dólares?”.

Indicó que en estos momentos los egresos en el país han sido dolarizados, pero los ingresos, es decir, el salario de los ciudadanos sigue siendo en moneda local.

En su definición, la dolarización es “la privatización de la moneda, pues se le quita el dinero al gobierno que le pertenece a la gente”. Agregó que en Venezuela se puede implementar esta medida en tan solo dos semanas.

Por su parte, el Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, aseguró que Venezuela ha llegado al punto en el que la única opción que queda es acuñar el dólar como moneda oficial.

Indicó que en este momento el bolívar “no garantiza abastecimiento, estabilidad ni inversión o flujo de capitales”. Enfatizó en que la política económica “ha fracasado” y  agregó que el país tiene “16 años de receta intensa de socialismo que ha permitido hacerle saber a los venezolanos que ese no es el camino”.

El analista informó además que en el año 2014 Venezuela presidió el índice de miseria a nivel mundial y que además “tenemos el peor desempeño económico en el mundo. La liquidez monetaria ha crecido 8,23 veces”.

Maldonado enfatizó en que la “impresión de billetes sin respaldo es la verdadera máquina de hacer pobres”, presentando la opción de dolarizar la economía venezolana con el fin de eliminar esta práctica del Banco Central y así “disminuir” el poder del Gobierno en el manejo del dinero del país.

El caso de Ecuador

En este evento estuvo presente Dora de Ampuero, presidenta del Instituto Ecuatoriano de Economía Política y una de las principales promotoras de la dolarización en el país andino, quien explicó entre otras cosas que Ecuador atravesaba una crisis económica bastante fuerte que provocó que el Gobierno decidiera acuñar el dólar como moneda oficial.

Señaló que desde 1998 los ciudadanos preferían obtener dólares que el Sucre. La inflación rondaba el 60% y la moneda se había devaluado en un 300%. En opinión de Ampuero las políticas monetarias habían fracasado.

Explicó que existía para ese momento una “dolarización informal” en el país, donde la gente cambiaba los sucres por dólares y además todo era calculado al valor de esta moneda. “Esto provocó que diversos economistas, ecuatorianos y de otros países, se reunieran para hacer campañas de promoción y de información para presentar esta opción como única vía para solventar la crisis del momento”, dijo.

Después de haber sido aprobado el cambio de moneda oficial en Ecuador, Ampuero resaltó que no fue una situación tan fácil, pero rescató que lo más importante “es que se rescató la confianza de las personas. Sentían que era esa su moneda, y que ya no habría devaluación o inflación”.

No fue una decisión fácil

Por su parte, Miguel Dávila, ex gerente del Banco Central de Ecuador, explicó que el 10 de enero de 2000 se hizo oficial la dolarización del país, pero que no fue una decisión del todo fácil.

“Cuando se dolariza, se está cercenando un bien. Se pierde la política monetaria y se debe desarrollar mucho más la política fiscal”, refirió.

A su juicio “es difícil abandonar la idea de emitir moneda propia”. Sin embargo, explicó que dada la situación de Ecuador desde finales de los 90 era inevitable tomar esa decisión. Además concordó con Dora de Ampuero al decir que ya existía una dolarización informal.

Dávila señaló que para ese momento el salario mínimo estaba en 40 dólares lo que equivalía a un millón de sucres y que además los niveles de pobreza eran elevados, provocado por lo que clasificó Dora de Ampuero como la “dolarización informal”, ya que una parte de la población podía protegerse del “riesgo cambiario”, pero los más vulnerables no tenían esta opción de cambiar su moneda por divisas extranjeras.

Aunque indicó que la situación al principio no fue fácil, porque en el año 2000 la inflación llegó a un 100%, rescató que esto permitió darle estabilidad a la moneda y a la economía del país, porque aparte de dolarizar tomaron otras decisiones estructurales, entre ellas una comunicacional para que la población entendiera y conociera la nueva moneda.

Sin embargo, Dávila destacó que la dolarización puede servir de base para “volver a la senda del establecimiento de la economía. La dolarización pone las cosas en su punto. Pero no garantiza la solución de los problemas”.



Noticias relacionadas

Don`t copy text!