Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


BID: Costo directo del crimen y violencia en América Latina y el Caribe equivale a por lo menos 3% del PIB

BID: Costo directo del crimen y violencia en América Latina y el Caribe equivale a por lo menos 3% del PIB
octubre 21, 2015

El crimen y la violencia tienen un enorme impacto sobre el desarrollo de América Latina y el Caribe, una región que además padece de importantes brechas de conocimiento sobre el tema que debilitan su capacidad para formular políticas públicas efectivas, según nuevos informes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los informes fueron dados a conocer en el marco de la 7º Diálogo y Clínica de Seguridad Ciudadana que se lleva a cabo aquí que reúne a autoridades y expertos mundiales en el tema, y es organizada conjuntamente con el gobierno de Ecuador. El BID dio a conocer un estudio sobre costos sociales del crimen, una hoja de ruta sobre futuras investigaciones del BID y una nueva base de datos sobre programas de seguridad ciudadana en la región.

“El crimen deprecia el capital humano, físico y social de la sociedad y afecta de manera desproporcionada a los pobres”, dijo Nathalie Alvarado, Coordinadora del área de Seguridad Ciudadana del BID. “Es fundamental entender por qué nuestra región tiene tanta violencia y de ahí identificar las intervenciones que sean más efectivas de acorde con nuestra realidad”.

América Latina y el Caribe es excepcionalmente violenta. La región aporta un 9 por ciento de la población mundial pero registra un tercio de sus homicidios. Aún al ajustar los niveles de inseguridad por los niveles de ingreso, de desigualdad y pobreza, los países tienen niveles excepcionalmente altos de violencia, en especial en homicidios y robos.

El estudio sobre costos del crimen es el primer trabajo sistemático que reúne investigaciones rigurosas en la región sobre este tema. Con metodología de frontera, examina costos directos, como el gasto en seguridad pública y privada, el sistema de justicia y los costos sociales de los homicidios, Y aborda costos indirectos como la medición del sufrimiento o el cambio de rutinas por temor a ser víctimas del crimen.

Incluye estimaciones de los costos directos del crimen con una metodología homogénea para cinco países de la región: Chile, Costa Rica, Honduras, Paraguay y Uruguay. En esos países el costo del crimen promedia 3 por ciento del PIB. Eso equivale a lo que la región invierte anualmente en infraestructura. Chile registró el menor costo de 1,8 por ciento del PIB y Honduras el mayor, con 4,6 por ciento. El costo fue de US$3.900 millones en dólares del 2010.

Además, el estudio mira los costos indirectos del crimen, con siete casos en Colombia, México, Brasil y Perú. Por ejemplo, un estudio en Colombia mide el impacto de reformas en el sistema de justicia en la tasa del crimen. Otro estudio encuentra que la suba de homicidios en México afecta negativamente el precio de las viviendas de los pobres. Otro estudio encuentra efectos negativos en el valor de las propiedades en Brasil cuando sube la tasa de homicidios. En Perú, un reporte mira el impacto de la violencia doméstica en la salud de los niños.

“Si bien la investigación sobre el crimen ha avanzado en otras regiones del mundo, América Latina y el Caribe se caracteriza por su falta de estadísticas confiables, lo que dificulta el trabajo académico y la formulación de políticas efectivas”, dijo Laura Jaitman, especialista en Seguridad Ciudadana del BID y la editora del estudio de costos. “La evidencia disponible proviene en su gran mayoría del mundo desarrollado, y dados los diferentes contextos, en general carece de validez externa para aplicarla a la región”.

Falta más investigación y datos confiables

En paralelo, el BID dio a conocer una nueva base de datos elaborada por el Instituto Igarapé, con un mapeo de 1.350 programas de seguridad ciudadana a nivel sub nacional de la última década. Un muestreo de 10 por ciento de esas intervenciones revela que apenas el 7 por ciento tienen una evaluación robusta, y el 57 por ciento carece de cualquier evaluación. Dos de cada tres programas se llevan a cabo en Brasil, Colombia, México y los países de Centroamérica.

El BID está emprendiendo varios esfuerzos junto con los países de la región para mejorar la calidad de las estadísticas, con la pronta publicación de una nueva base de datos con indicadores sobre crimen y violencia.

En sus investigaciones futuras, el BID se enfocará en:

  • La generación de información y metodologías para la medición de los costos del crimen
  • La prevención social del crimen, con un enfoque en poblaciones vulnerables: jóvenes y mujeres
  • El crimen en las ciudades y el uso más efectivo del espacio público para prevenir violencia
  • La policía comunitaria y el uso de “Big Data” y nuevas tecnologías para mejorar el desempeño policial
  • La justicia criminal, especialmente la evaluación de programas de rehabilitación y reinserción

Diálogo y Clínica de Seguridad Ciudadana

Los estudios formaron parte de la 7ª Semana de la Seguridad Ciudadana, que este año se realiza en las ciudades de Quito y Cuenca, organizada conjuntamente con el Gobierno de Ecuador.

Hasta la fecha, en estas reuniones han participado más de 900 delegados, incluyendo altas autoridades gubernamentales, equipos técnicos de los gobiernos, representantes de organizaciones de la sociedad civil, expertos y especialistas del BID en el sector de seguridad ciudadana. En Ecuador se espera la presencia de 150 personas.

 



Don`t copy text!