Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


El Dólar, los Precios y los Costos

enero 28, 2019

Daniel-LahoudDaniel Lahoud.- Este trabajo surge de dos propuestas, para explicar cómo se fijan los precios, y segundo a explicar porqué existe diferencias de precios en los mercados.

En primer lugar, los precios se forman por lo que algunos economistas denominamos la utilidad marginal decreciente. Eso significa la confluencia de dos elementos la utilidad del bien y la escasez del mismo. Estamos hablando de bienes de consumo, es decir los de primer orden (llamamos de primer orden a aquellos bienes que se pueden consumir de inmediato, y bienes de orden superior a los que se utilizan para producir bienes de consumo), por ejemplo el pan, los helados, la arepa, y algunos bienes especiales como el dólar y otras divisas.

Entonces los costos no tienen absolutamente nada que ver con los precios. Los precios solo  se forman por la necesidad y la escasez que se experimenta en función del producto en cuestión. Eso significa que si un bien es muy necesario y escaso puede tener un alto precio y al contrario. Pero también puede ocurrir asuntos sofisticados, por ejemplo en Venezuela la gente consume carne de cerdo, y su precio obedece a la necesidad que algunos experimentan con este tipo de  bien y la escasez del mismo; sin embargo, hay países, como los árabes e Israel, en los que no se produce cochino, por lo que debe ser muy escaso, pero de acuerdo a disposiciones religiosas un buen musulmán y un buen judío no consumen cerdo, por lo que no hay mayor necesidad y no debería ser siquiera un bien transable. Eso si, si alguien quiere consumir cochino en esas regiones, el precio que pagaría debería ser elevadísimo, por su necesidad y la escasez.

Si observan no hablamos de costos para determinar precios, porque los costos no tienen nada que ver en la fijación del precio. Al contrario, los precios son los que van a permitir establecer al empresario si le conviene comprar los productos (bienes de orden superior) para enfrentarse a la producción del bien, y lo hará por el margen de ganancia esperada. Es decir, el empresario no sabe si el precio que el observa en el mercado se va a mantener, pero lo compara con los costos de producción y si él ve atractiva la producción del bien, lo hará, con la posibilidad de que cuando termine los precios caigan y el negocio sea malo. Él nunca sabe si va a ganar o si va a perder, ese es el riesgo que asume el empresario y por eso es elogiable lo que realiza.

Los costos son demasiado complejos, porque un mismo factor de producción (mano de obra, materia prima o máquina, es decir un bien de orden superior) puede utilizarse para realizar varios bienes de consumo y por eso los precios de los factores de producción dependen de los precios de los bienes de consumo y no al revés, es decir el precio del petróleo obedece a los precios de la gasolina, del aceite y de todos los derivados. Y el precio del petróleo no determina el precio de la gasolina, del aceite y los derivados. Esa es la razón por la que el precio del petróleo es más volátil e inestable que el de la gasolina. Porque la gasolina es un bien de consumo y el petróleo es un factor de producción (materia prima).

Ahora, en países en los que hay controles de precios, restricciones, y elevados aranceles e impuestos, los precios suelen ser más altos que en los países donde la producción es más libre. Por eso, cuando un venezolano va a los EUA o ve una página de Amazon por ejemplo, y compara le parecen mucho mas bajos esos precios.

Los precios no pueden ser iguales, de hecho, en el mismo territorio americano los precios de un mismo producto son distintos en diferentes tiendas o sitios web. Si eso pasa en un mismo país, los precios en Venezuela no pueden ser nunca iguales a los de USA. Por eso los cálculos como los índices Big Mac y otras tonterías son sofisticaciones matemáticas que no tienen ninguna utilidad para nadie. Por ejemplo si una hamburguesa es hecha en Venezuela debería ser más barata que la hecha en USA, porque la mano de obra es más barata, probablemente el pan y la carne sean un poquito más caras, y quizá las salsas sean un poquito más caras. Pero como dijimos antes, los costos no son los que determinan los precios, y el precio de la hamburguesa es producto de la necesidad y la escasez, en Venezuela hay pocos lugares de hamburguesa y probablemente los que compran esas, tienen mayor poder de compra que el resto y son más caras; en cambio un norteamericano tiene más lugares de hamburguesa y la competencia hace abundante el servicio y esa es la razón por la que el precio es más bajo.

Hay que preguntarnos qué es mas necesario para la población un billete de dólar o un kilo de carne, qué es más escaso un billete de dólar o un kilo de carne. No cuanto cuesta producirlo. También pasa algo, los precios suben más que el dólar, porque los productos de consumo son más necesarios que los dólares. Sin embargo, el precio del dólar sigue la tendencia de los precios, nunca se anticipa, sino que más bien los precios suben y detrás va el precio del dólar, e incluso el precio del dólar baja y eso no afecta a los precios de los bienes de consumo, por lo que comentamos, cada precio obedece a la escasez y la necesidad del bien en cuestión, y en menor medida, de los sustitutos. Entonces hay independencia entre el precio del dólar y el precio de los bienes de consumo, y no suben nunca en la misma proporción, ni hay relaciones directas.

Moraleja de este artículo, la diferencia entre los precios en USA y en Venezuela no se resuelve devaluando y llevando el precio del dólar más arriba, la diferencia se cierra haciendo de Venezuela un país más libre, donde haya mucha competencia y muchas alternativas, eso es lo que baja los precios. La única forma de hacerlo es tumbando los controles, disminuyendo las regulaciones y reduciendo los impuestos (el iva, los aranceles y el ISLR).

 

@daniellahoud

 



Acerca del autor

Daniel Lahoud

Daniel Lahoud

Doctor en Historia, Magister en Ciencias Económicas, Magister en Historia de Venezuela, Especialista en Economía Empresarial, Economista. Profesor de pregrado y postgrado en la UCV, Profesor Titular de pregrado y postgrado en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales la UCAB Director del Programa de Postgrado en Instituciones Financieras y Coordinador del Programa de Estudios Avanzados en Gerencia Financiera, UCAB. Asesor Financiero y Empresarial. Ha trabajado en InvestAnalisis, S.A., Citibank Mercado de Capitales (Citimerca), Bolsa de Valores de Caracas y Banco Central de Venezuela. Editor del Blog http://temasdefinanzas.blogspot.com

Don`t copy text!