Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


Keynes ¿era socialista? ¿era economista? (I parte)

marzo 13, 2019

Daniel-LahoudDaniel Lahoud,- John Maynard Keynes (lo vamos a llamar Keynes), o como lo llamo en mis clases “Juan Mainardo” es el tercer hijo del matrimonio de John Neville Keynes, quien si era economista y la historiadora Ada Brown Keynes, ambos profesores de Cambridge, por lo que el chico nació en Cambridge, Inglaterra. El pueblo incluye la universidad y su mamá fue la segunda mujer en ocupar el puesto de alcalde de la ciudad, bravo por la señora.

Keynes nació en 1883, de joven Keynes estudió en Eaton, que es una de las escuelas más prestigiosas del Reino y luego pasó a Cambridge donde estudió matemáticas y se graduó de esa disciplina. Sin embargo su padre, preocupado por que estudiara la ciencia económica insistió en que tomara el curso de introducción a la economía de Alfred Marshall. Eso fue lo que Keynes estudió de economía.

De chico se afilió a la Sociedad de Bloomsbury, que era una camarilla de varones que estaban dedicados a destruir la sociedad victoriana y sus costumbres, y tenían entre sus preceptos evitar cualquier contacto con el sexo femenino. Al graduarse intentó dar clases en Cambridge, y presentó examen de oposición, con una tesina que denominó “Tratado de la Probabilidad”, lo reprobaron y luego de eso se reunió con Ludwig Winttegard y Bertrand Rusell y logró pulirla, así como dominar la temática para presentar un segundo examen y ser aceptado como profesor en la misma universidad de sus padres y en la que estudió.

De hecho, no le gustaba dar clases y muy pronto fue dispensado de ello por las autoridades de la universidad. La habilidad de Keynes para convencer y persuadir a la gente lo convirtió en un éxito en las relaciones públicas y era el individuo que conseguía mas donaciones para la Universidad, ésta lo dejó tranquilo, y ahí comenzó una serie de viajes y visitas a empresas donde se granjeó además mucho éxito como asesor, sobre todo en la realización de especulaciones de mercado. Además lo hacía para él, por lo que amasó una fortuna interesante. Contrajo matrimonio con una hermosa bailarina rusa de la compañía de Diagilev, llamada Lydia Lopokova, y por esa razón los chicos de la Sociedad de Bloomsbury lo expulsaron del club.

Participó además en muchas comisiones, por ejemplo estuvo en la que negoció los acuerdos de Versalles, después de la gran guerra (la primera), luego de eso condenó los acuerdos en un libro que se denomina “Consecuencias Económicas de la Paz”. Hay mucha gente que utiliza el libro para explicar que la hiperinflación alemana tuvo como consecuencias esos acuerdos, cuando es absolutamente imposible. De hecho, la hiperinflación, aquella y la nuestra tiene como único responsable la irresponsabilidad monetaria del banco central y del gobierno.

Otro de los trabajos que ejercía en Cambridge era el de ser subdirector de la Revista de Economía, mientras fue director Francis Ysidro Edgeworth,  al fallecer este último, ocupó el puesto de director, y buena parte del conocimiento económico de Keynes procedía de la lectura de los artículos que prestigiosos economistas de todo el mundo enviaban a la revista. Hay personas que se ponen bravas, cuando digo estas cosas de Keynes, todos creen que estamos atacando a la ciencia económica, y la ciencia económica no es el libro de macroeconomía, y Keynes fue un escritor que realizó tres libros de teoría económica.

Su relación con el capitalismo y con el liberalismo era muy tensa. Todos los profesores de Cambridge, tenían la misma debilidad anti-capitalista, incluyendo al viejo Marshall. De hecho, en 1923, que fue un año interesante, donde se desató la hiperinflación alemana y la recesión inglesa, escribió  un libro que se llama A Tract on Monetary Reform (en castellano Un breve tratado sobre la reforma monetaria, en inglés lo abrevian el Tract) ese es su primer libro sobre teoría económica (lo escribe y publica a los 40 años). La versión original en inglés tiene dibujos que serían dignos de un panfleto comunista, como si hubiese sido editado en la unión soviética. Digno también de un trabajo de teorías conspirativas y aquí hay que aclarar algo, si usted es practicante de esas teorías, si le gustan, si las difunde, revísese, porque en usted hay un socialista escondido. Los liberales creemos en la mano invisible, o como la llamamos los austríacos el orden espontaneo. Sin embargo, su enfoque no era marxista, pero si contrario al liberalismo y al capitalismo. En 1930 escribe el segundo libro Treatise on Money (el Tratado del Dinero, en ingles lo abrevian el Treaty) que es un libro extenso y confuso, y que fue el motivo de su controversia con Hayek.

Friedrich von Hayek venía de Viena y era profesor de la London School of Economics. Encontró en el  libro de Keynes profundos problemas teóricos y se los subrayó al profesor de Cambridge. Hay quien piensa que eran contemporáneos, y realmente Hayek era 16 años menor que Keynes. Académicamente es como si un alumno le enmendara la plana a un profesor, pero Hayek venía de un mundo que estaba mucho más avanzado en materia económica que Inglaterra. Sin embargo, la habilidad keynesiana de la persuasión estaba ahí y la controversia se dirimió en la Revista de Cambridge. El Tratado era bastante diferente al Tract y la futura Teoria General va a ser distinta a ambos, algunos elementos se mantienen en los tres pero son tres propuestas distintas, del mismo enfoque anticapitalista y antiliberal.

La controversia se resolvió a favor de Keynes, porque Hayek no respondió de manera contundente a la crítica de Piero Straffa, quien era alumno de Cambridge y Keynes publicó la (General Theory) Teoría General en 1936 , con lo que hasta los muy amigos de Hayek se manifestaron a favor del nuevo libro de Keynes, aún no lo entiendo, porque era todavía mas confuso que el Treaty. De hecho John Hicks quien había traído a Hayek a Londres, se convirtió en un furibundo keynesiano, reinterpretando algunos capítulos de la TG para ser explicados en un curso y así nació la macroeconomía, en Estados Unidos Paul Samuelson hizo complementos a ese curso y hasta hoy eso es lo que se enseña en la Macroeconomía Básica.

Todos igual que Keynes comparten su desprecio por la libertad de mercado, y por el sistema “capitalista liberal” mostrando que se puede ser socialista sin ser marxista, igual que se puede ser marxista sin llegar al comunismo. Keynes publica la GT en New York (en la época de FDR) y luego en Francia, Alemania y Japón, todos países totalitarios, dejando en claro que el Liberalismo no sirve y que su receta es la solución. El Sr Keynes que tenía ya 53 años buscaba ser asesor económico de países, y no lo había logrado, y menos en Inglaterra porque, ahí estaba Churchill, de hecho, Churchill bromeaba, afirmando que si usted mete cinco economistas en una habitación encontrará que defienden seis teorías distintas, y que Keynes sería el que defiende dos al mismo tiempo, y ambas antagónicas.

Hay que aclarar conceptos. Socialismo es el intento deliberado de limitar las libertades económicas e impedir los procesos de mercado, es decir, destruir riqueza y distribuir miseria. No importa su denominación, puede llamarse socialdemocracia, socialcristianismo, socialismo, fascismo o comunismo. Capitalismo es el único sistema que permite que los procesos de mercado se manifiesten en toda su extensión, lo que procura un ambiente en el que los ciudadanos pueden desarrollar sus mayores potenciales, debido a que eso es lo que facilita el crecimiento económico y su manifestación más contundente, la riqueza.

Una persona puede ser socialista y no marxista, también puede ocurrir que alguien sea marxista y no sea comunista. Para efectos prácticos no me gusta usar los términos derecha e izquierda, están pasados de moda y prefiero hablar de capitalismo y socialismo, si una persona quiere regular el desempeño económico es socialista, independientemente de cómo se llame y por eso Keynes era socialista. Ahora, usted podría afirmar era economista, yo creo que llevó a la economía a un estado de confusión, del cual no hemos podido salir.

 

@daniellahoud

 



Acerca del autor

Daniel Lahoud

Daniel Lahoud

Doctor en Historia, Magister en Ciencias Económicas, Magister en Historia de Venezuela, Especialista en Economía Empresarial, Economista. Profesor de pregrado y postgrado en la UCV, Profesor Titular de pregrado y postgrado en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales la UCAB Director del Programa de Postgrado en Instituciones Financieras y Coordinador del Programa de Estudios Avanzados en Gerencia Financiera, UCAB. Asesor Financiero y Empresarial. Ha trabajado en InvestAnalisis, S.A., Citibank Mercado de Capitales (Citimerca), Bolsa de Valores de Caracas y Banco Central de Venezuela. Editor del Blog http://temasdefinanzas.blogspot.com

Don`t copy text!