Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


Colombia registró una inflación de 0,27% en junio de 2019

Colombia registró una inflación de 0,27% en junio de 2019
julio 5, 2019

En junio de 2019 la variación mensual del IPC fue 0,27%, la variación año corrido 2,71% y la anual 3,43%.

En junio de 2019, la variación anual del IPC fue 3,43%, es decir, 0,23 puntos porcentuales mayor que la reportada en el mismo periodo del año anterior, cuando fue de 3,20%.

 

En junio de 2019 la variación mensual del IPC Total fue 0,27% frente a mayo de 2019. La mayor variación mensual se registró en la división Alimentos y bebidas no alcohólicas (0,85%). Para junio de 2019 los mayores incrementos de precio se registraron en: tomate de árbol (10,20%), zanahoria (8,28%) y tomate (7,84%). Las mayores disminuciones de precio se registraron en: concentrados para preparar refrescos (-2,84%), moras (-2,18%), y quesos y productos afines (-1,82%).

La división Recreación y cultura registró una variación mensual de 0,53%, la segunda mayor variación mensual. En junio de 2019 los mayores incrementos de precio se registraron en: paquetes turísticos completos (3,23%), cines y teatros (1,28%) y plantas naturales (0,76%). Las mayores disminuciones se registraron en: equipo para la recepción, grabación y reproducción de sonido únicamente (-0,65%), servicios prestados por escenarios deportivos (-0,55%) y aparatos de procesamiento de información y hardware (-0,50%).

La división Información y comunicación registró una variación mensual de -0,12%, la única variación mensual negativa en junio de 2019. En el mismo periodo de 2018 esta división presentó una variación de 1,69%. Para el mes de junio de 2019 la única disminución de precio se presentó en equipos de telefonía móvil, similares y reparación (-1,49%). En este periodo no se reportaron variaciones positivas.

En junio de 2019 las mayores contribuciones a la variación mensual en las doce divisiones del IPC Total se registraron en las siguientes subclases: arriendo imputado con 0,04 puntos porcentuales, carne de res y derivados con 0,03 puntos porcentuales y arriendo efectivo con 0,03 puntos porcentuales. Las subclases con menores contribuciones fueron: electricidad con -0,07 puntos porcentuales, quesos y productos afines con -0,01 puntos porcentuales y frutas frescas con -0,01 puntos porcentuales.

Variación año corrido (enero – junio de 2019)

Entre enero y junio de 2019 la variación del IPC Total fue 2,71%. Esta variación fue mayor en 0.24 puntos porcentuales con respecto a la registrada en el mismo periodo de 2018, cuando fue 2,47%.

El comportamiento año corrido del IPC total en junio de 2019 (2,71%) se explicó principalmente por la variación año corrido de las divisiones: Alimentos y bebidas no alcohólicas, y Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles.

La división Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una variación año corrido de (5,25%), la mayor variación año corrido en junio de 2019. Los mayores incrementos de precio se registraron en las siguientes subclases: tomate (52,39%), papas (27,52%) y plátanos (25,23%). Las mayores disminuciones de precio se registraron en: avena y sus derivados (-3,82%), legumbres secas (-3,72%) y panela cruda para consumo en el hogar (-2,24%).

La división Educación registró una variación año corrido de 4,66%, la segunda mayor variación año corrido en junio de 2019. Los mayores incrementos de precio se registraron en las subclases de: inscripciones y matrículas en carreras técnicas, tecnológicas y universitarias (5,37%), educación secundaria (4,75%) y educación preescolar y básica primaria (4,58%). Los menores incrementos se presentaron en: diplomados, educación continuada, preicfes, preuniversitarios (0,03%), pagos por asesorías de tareas y clases dictadas por particulares (0,19%) y cursos de educación no formal (2,9%).

La división Prendas de vestir y calzado registró una variación año corrido de 0,35%, la menor variación año corrido en junio de 2019. Las subclases que presentaron los mayores incrementos de precios fueron: uniformes (3,41%), lavado y planchado de ropa (2,56%) y otros artículos y accesorios de vestir para hombre y mujer (0,98%). Las mayores disminuciones se registraron en: prendas de vestir para mujer (-0,79%) y calzado para hombre (-0,1%).

En junio de 2019 las mayores contribuciones a la variación año corrido en las doce divisiones del IPC Total se registraron en las subclases de: arriendo imputado con 0.26 puntos porcentuales, arriendo efectivo con 0.19 puntos porcentuales y transporte urbano (incluye tren y metro) con 0.18 puntos porcentuales. Aquellas que presentaron las menores contribuciones fueron: equipos de telefonía móvil, similares y reparación con -0.02 puntos porcentuales, transporte intermunicipal, interveredal e internacional con -0.01 puntos porcentuales y paquetes turísticos completos con -0.01 puntos porcentuales.

Variación anual (julio de 2018 a junio de 2019)

En junio de 2019, la variación anual para el IPC Total se registró en 3,43%. El comportamiento de las dos divisiones enlazables fue: Bebidas alcohólicas y tabaco 5,22% e Información y comunicación 0,07%.

En concordancia con el estándar internacional se clasifica la canasta de recolección del IPC 2019 según la nomenclatura COICOP, dando como resultado la existencia de servicios, bienes no durables, bienes semidurables y bienes durables.

Según la definición dada en el Manual del Índice de Precios al Consumidor, Teoría y Práctica, del Fondo Monetario Internacional, los bienes no durables (ND) son entendidos como aquellos que se utilizan solo una vez, para satisfacer las necesidades correspondientes. Por ejemplo, la comida y la bebida.

Los bienes de consumo duraderos (D) pueden utilizarse repetida o continuamente para satisfacer los deseos y necesidades de los consumidores a lo largo de extensos períodos de tiempo, posiblemente durante muchos años, por ejemplo, muebles o vehículos. Por esta razón, un bien duradero suele ser descrito, como aquel que presta un flujo de servicios al consumidor durante el período en el que es utilizado.

Finalmente, los bienes semiduraderos (SD) difieren de los duraderos en que, si bien su vida útil esperada supera el año, suele ser considerablemente más corta, algunos ejemplos son la vestimenta, el calzado, pequeños artefactos eléctricos para el hogar como cristalería, vajilla y utensilios de cocina, entre otros.

 

Descargue Boletín Técnico

 

Fuente: DANE

 



Noticias relacionadas

Don`t copy text!