Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




Citgo y la culpa de Maduro

septiembre 29, 2019

Jose-GuerraJosé Guerra.- Citgo es una empresa petrolera venezolana que opera en Estados Unidos. Citgo fue fundada en 1910 por Henry Doherty y en 1986 PDVSA adquirió la mitad de esa empresa y ya en 1990 terminó por adquirirla completamente. El plan de quienes diseñaron la política petrolera de ese tiempo era expandir la producción petrolera para lo cual resultaba fundamental asegurar mercados en Estados Unidos, el principal socio y que por su cercanía a Venezuela  se garantizaba la compra del crudo para ser refinado y vendido en una red de gasolineras y estaciones de servicios. Citgo cuenta con tres grandes refinerías localizadas en Texas, Luisiana e Illinois que pueden procesar 749.000 barriles de petróleo al día, tiene una red de cuarenta y ocho (48) terminales, más de seis mil estaciones de gasolina y una flota de camiones y centros de distribución para colocar sus productos.  Una de las críticas más comunes que se le hacía a Citgo en el pasado era que su rentabilidad se derivaba del hecho que compraba crudo venezolano a descuento. Hoy eso dejó de ser cierto y la empresa, una vez rescatada por Juan Guaidó, está muy bien manejada por la junta directiva que dirige Luisa Palacios. Chávez trató de vender Citgo y luego se arrepintió cuando comenzó a recibir los dividendos. Pero Maduro le hizo un daño enorme a Citgo que todavía está pesando enormemente.

En septiembre de 2016 con motivo de la emisión del bono del PDVSA 2020, los entonces directivos de esa empresa cometieron un crimen financiero al colocar la mitad de las acciones de CITGO como garantía de esos bonos y además le entregaron la otra mitad a la empresa rusa Rosneft  por un préstamo de US$ 1.500 millones. Era la primera vez en la historia de Venezuela que en una colocación de un bono de PDVSA se ponía una garantía física, porque antes la garantía era la capacidad de pago y la reputación de la empresa. En octubre de 2017, de forma abrupta y hostil Maduro dejó de pagar la deuda externa y por tanto Venezuela entró en incumplimiento de pago, con lo cual Citgo comenzó a estar en real peligro de ser tomada por los acreedores de PDVSA, no de Citgo, que prácticamente no tiene deuda. Ello llevó a adoptar una decisión muy difícil al vencerse el 27 de abril de 2019 US$ 72 millones del bono de PDVSA 2020 que está garantizado con las acciones de CITGO. Los escribidores de oficio y los profesionales de la crítica salieron en comandita a criticar ese pago sin darse cuenta del peligro de perder una empresa como Citgo que vale más de US$ 10.000 millones. Rescatada por el gobierno interino de Juan Guaidó la empresa está en pleno funcionamiento. Si no se hubiese rescatado Citgo hoy la empresa estaría en manos extranjeras porque Maduro no tiene ninguna intención de pagar la deuda o refinanciarla. Pero el peligro persiste porque el 27 de octubre se vencen más de US$ 800 millones del bono PDVSA 2020. Aquellos acreedores agresivos que nunca le cobraron a Maduro hoy le quieren cobrar a Guaidó una deuda heredada. Para salvar Citgo se está haciendo hasta lo imposible y la vamos a salvar.

 

@JoseAGuerra

 






Acerca del autor

José Guerra

José Guerra

Economista graduado en la UCV. Master en Economía de la Universidad de Illinois, en Urbana Champaign. Profesor asociado en la Escuela de la Universidad Central de Venezuela. Fue gerente de Investigaciones Económicas del Banco Central de Venezuela hasta 2005. Ha escrito los siguientes libros: Temas de política cambiaria. Estudios sobre la inflación en Venezuela. La política económica en Venezuela 1999.2002, Venezuela endeudada de Carlos Andrés Pérez a Hugo Chávez, Refutación del socialismo del siglo XXI, El Legado de Chávez y Regímenes monetarios, política monetaria e inflación en Venezuela.