Inicio Cinta China y Brasil acuerdan fortalecer y diversificar su “asociación estratégica”

China y Brasil acuerdan fortalecer y diversificar su “asociación estratégica”

por kacosta
Bolsonaro-Brasil

Los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de China, Xi Jinping, acordaron hoy reforzar y diversificar la “asociación estratégica” entre ambos países al tiempo que firmaron una decena de acuerdos en los sectores de comercio, agricultura, energía, ciencia, tecnología y educación.

En una declaración conjunta al término de la visita de Bolsonaro a China -el primer socio comercial de Brasil- ambos mandatarios expresaron su “determinación de ampliar aún más el flujo comercial” y se comprometieron a “estimular la diversificación de los productos” que los dos estados se intercambian.

Además, acordaron promover “los flujos recíprocos de inversión con el fin de buscar nuevas complementariedades y oportunidades económicas”.

En este sentido, ambas partes contemplan también las “posibles sinergías” entre las políticas de desarrollo e inversión de Brasil y las iniciativas internacionales de China, incluida la de la Franja y la Ruta, el multimillonario proyecto global de inversiones e infraestructuras de Pekín.

Xi y Bolsonaro acordaron además incentivar el intercambio de científicos, las investigaciones conjuntas y la colaboración entre parques y empresas tecnológicas de ambos países, así como seguir colaborando en el sector espacial, en el que lanzarán un satélite conjunto a finales de 2019.

También manifestaron su voluntad de intensificar la cooperación en foros internacionales en los que ambos países participan y Bolsonaro reiteró su invitación a Xi para asistir a la cumbre de los BRICS que tendrá lugar en Brasil el próximo noviembre.

Xi recibió hoy en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín a Bolsonaro, quien también se reunió con el primer ministro chino, Li Keqiang.

El presidente chino destacó tras el encuentro que la política china de desarrollar relaciones con Brasil desde una perspectiva “estratégica y a largo plazo” permanece “inalterada” y auguró que la cooperación entre ambos países tendrá “un más brillante futuro”, según la agencia oficial Xinhua.

Xi señaló que el mundo actual está “marcado por cambios que no se han visto en un siglo” pero que “la tendencia a la paz, el desarrollo y la cooperación en beneficio mutuo” persiste y el momento de crecimiento colectivo de países en desarrollo y mercados emergentes como China y Brasil “continúa inalterable”.

 

En una declaración conjunta al término de la visita de Bolsonaro a China -el primer socio comercial de Brasil- ambos mandatarios expresaron su “determinación de ampliar aún más el flujo comercial” y se comprometieron a “estimular la diversificación de los productos” que los dos estados se intercambian.

Además, acordaron promover “los flujos recíprocos de inversión con el fin de buscar nuevas complementariedades y oportunidades económicas”.

En este sentido, ambas partes contemplan también las “posibles sinergías” entre las políticas de desarrollo e inversión de Brasil y las iniciativas internacionales de China, incluida la de la Franja y la Ruta, el multimillonario proyecto global de inversiones e infraestructuras de Pekín.

Xi y Bolsonaro acordaron además incentivar el intercambio de científicos, las investigaciones conjuntas y la colaboración entre parques y empresas tecnológicas de ambos países, así como seguir colaborando en el sector espacial, en el que lanzarán un satélite conjunto a finales de 2019.

También manifestaron su voluntad de intensificar la cooperación en foros internacionales en los que ambos países participan y Bolsonaro reiteró su invitación a Xi para asistir a la cumbre de los BRICS que tendrá lugar en Brasil el próximo noviembre.

Xi recibió hoy en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín a Bolsonaro, quien también se reunió con el primer ministro chino, Li Keqiang.

El presidente chino destacó tras el encuentro que la política china de desarrollar relaciones con Brasil desde una perspectiva “estratégica y a largo plazo” permanece “inalterada” y auguró que la cooperación entre ambos países tendrá “un más brillante futuro”, según la agencia oficial Xinhua.

Xi señaló que el mundo actual está “marcado por cambios que no se han visto en un siglo” pero que “la tendencia a la paz, el desarrollo y la cooperación en beneficio mutuo” persiste y el momento de crecimiento colectivo de países en desarrollo y mercados emergentes como China y Brasil “continúa inalterable”.

Entre la decena de acuerdos firmados en la visita destaca uno para el reconocimiento mutuo de operadores económicos autorizados que permitirá agilizar las transacciones comerciales y reducir los costes aduaneros.

También hay otros para la promoción de inversiones en energías renovables, el intercambio académico y de jóvenes científicos o la creación de laboratorios conjuntos para la mejora genética de la soja, el principal producto que Brasil exporta a China.

Además se firmaron dos protocolos sanitarios: uno para la exportación de carne bovina termoprocesada -una de las principales exportaciones brasileñas al gigante asiático- y otro para la exportación de salvado de algodón, utilizado como pienso animal.

Bolsonaro, que durante la campaña presidencial brasileña lanzó duras críticas a China, de la que llegó a decir que “estaba comprando Brasil”, ha cambiado radicalmente su tono desde que accedió al cargo y a su llegada a Pekín aseguró que no tenía ningún problema en reunirse con los dirigentes comunistas del país.

“Estoy en un país capitalista”, dijo el jueves el presidente a los periodistas en su hotel de la capital china y recalcó que quieren insertarse “sin ningún sesgo ideológico en las economías del mundo”.

Hoy, durante un foro de negocios con empresarios chinos y brasileños, afirmó que, desde su llegada a la presidencia, su país “ha cambiado para mejor” y anunció que exonerarán de visado a los turistas y empresarios chinos que viajen a Brasil.

La exoneración de visados es una medida que Brasil ya ha puesto en marcha con Estados Unidos, Japón, Australia y Canadá y que prevé igualmente aplicar a la India.

El presidente, que viajó a China acompañado de hasta cinco de los ministros de su gobierno, dijo sentirse “honrado y feliz” de estar en China y aseguró que su presencia “es una prueba concreta” de que su gobierno quiere “más que aumentar, diversificar” su entorno de negocios.

“No hay país que no quiera conversar con nosotros”, apuntó y agregó que el “perfecto” entendimiento entre el legislativo y el ejecutivo brasileños permite aprobar reformas, como la reciente de la presidencia a la que seguirán otras fiscales y administrativas.

China es desde 2009 el mayor socio comercial de Brasil, con un intercambio bilateral que en 2018 alcanzó los 98.900 millones de dólares y que entre enero y septiembre de este año ya ha sumado casi 70.000 millones de dólares.

Fuente: EFE


Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies