Síganos en:

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas


China y EE.UU. firman acuerdo de fase uno que da tregua a la guerra comercial y abre una nueva etapa en sus relaciones

AP/Photo - A. Harnik

China y EE.UU. firman acuerdo de fase uno que da tregua a la guerra comercial y abre una nueva etapa en sus relaciones
enero 15, 2020

China y Estados Unidos firmaron este miércoles de manera formal su acuerdo económico y comercial de fase uno en Washington, y el vice primer ministro chino Liu He y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmaron los documentos en la Casa Blanca.

El acuerdo inicial reducirá algunos aranceles e impulsará las compras chinas de bienes y servicios estadounidenses, desactivando un conflicto de 18 meses entre las dos economías más grandes del mundo.

Pekín y Washington han retratado su acuerdo de “Fase 1” como un paso trascendental después de meses de conversaciones marcadas por aranceles que desarraigan las cadenas de suministro y avivaron los temores de una mayor desaceleración en la economía global.

“Juntos estamos enderezando los errores del pasado y brindando un futuro de justicia económica y seguridad para los trabajadores, agricultores y familias estadounidenses”, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mientras promocionaba el acuerdo en la Casa Blanca junto con el vicepresidente chino Liu He y otros funcionarios.

La pieza central del acuerdo es una promesa de China de comprar al menos US$200.000 millones adicionales en productos agrícolas y otros bienes y servicios de EE.UU. durante dos años, por encima de una línea base de US$186.000 millones en compras en 2017.

El acuerdo incluiría US$50.000 millones en pedidos adicionales para productos agrícolas estadounidenses, dijo Trump, y agregó que confiaba en que los agricultores estadounidenses podrían satisfacer la mayor demanda.

También dijo que China compraría entre US$40.000 millones a US$50.000 millones en servicios adicionales de EE.UU., US$75.000 millones más en productos de fabricación y US$50.000 millones más en suministros de energía.

Funcionarios de ambos países han promocionado el acuerdo como el comienzo de una nueva era para las relaciones entre EE.UU. y China, pero no aborda muchas de las diferencias estructurales que llevaron a la administración Trump a comenzar la guerra comercial en primer lugar.

Fuente: Reuters



Noticias relacionadas

Global Ratings Sociedad Calificadora de Riesgo
Don`t copy text!