//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




La UE y el Reino Unido alertan de “profundas divergencias” en la negociación comercial

La UE y el Reino Unido alertan de “profundas divergencias” en la negociación comercial
julio 2, 2020

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido alertaron este jueves en sendas declaraciones de las “profundas divergencias” persistentes en las discusiones sobre su futura relación comercial, tras otra ronda de negociación.

“Nuestro objetivo era conseguir que la negociación tuviera éxito y se desarrollara rápidamente (…) Tras cuatro días de discusiones, siguen existiendo profundas divergencias”, dijo el negociador de la UE, Michel Barnier.

Su par británico, David Frost, habló por su parte de “diferencias significativas que persisten (…) sobre varias cuestiones importantes”, asegurando no obstante que las conversaciones continuarán la próxima semana en Londres.

El Reino Unido salió de la UE el 31 de enero, aunque sigue dentro del mercado único y la unión aduanera, mientras negocia su futura relación comercial con el bloque al final del período de transición, que acaba a finales de año.

Ante el rechazo de Londres de prolongar la transición, los dirigentes británicos y europeos decidieron en junio impulsar una negociación estancada con encuentros semanales en julio, centrados especialmente en los principales problemas.

Las primeras negociaciones en el marco de este nuevo impulso se saldaron sin muchos detalles sobre su contenido y con dos comunicados similares en paralelo, dejando entrever un período de discusión más discreto entre Londres y Bruselas.

En su declaración, Barnier, que solía dar una rueda de prensa al término de cada ronda, se limitó a recordar las líneas rojas de la UE, como garantizar una igualdad de condiciones en materia fiscal, ambiental, laboral y de ayudas públicas.

Los otros escollos en el camino hacia un acuerdo son conocidos: los reclamos de la UE de un acceso de sus pesqueros a las ricas aguas británicas y el rechazo de Londres a que la justicia de la UE desempeñe un papel en el futuro acuerdo.

En caso de un fracaso de la negociación, al término de la transición el 31 de diciembre de 2020, ambas partes aplicarían las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que implican mayores derechos de aduana y controles.

Fuente: AFP






Noticias relacionadas