//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




Nokia ha avanzado a paso firme en la carrera del 5G

Nokia ha avanzado a paso firme en la carrera del 5G
julio 18, 2020

La semana pasada el banco estadounidense JPMorgan bajaba su calificación a Nokia a «neutral», provocando una caída de los títulos del proveedor de red finlandés hasta un 8% ubicándose al final de la lista del EuroStoxx 50. ¿La razón? La preocupación que los finlandeses pierdan el negocio de su cliente clave: Verizon, en Estados Unidos. Y con ello, el protagonismo de la multinacional finlandesa por hacerse con el 5G. Junto a los suecos de Ericsson, Nokia es uno de los líderes europeos en la carrera por el despliegue de redes con esta tecnología, en el que están principalmente Huawei, pero también la china ZTE y la surcoreana Samsung. A pesar de las dudas sobre su relación con Verizon, el 5G se ha convertido en la oportunidad de redención de una compañía convertida en el emblema de cómo ver pasar de largo el carro de los nuevos tiempos en un abrir y cerrar de ojos.

Nokia fue uno de los mayores proveedores a nivel mundial de teléfonos móviles de 1998 a 2007, siendo líder global en este sector hasta 2011. Sin embargo, la creciente utilización de teléfonos inteligentes de otros proveedores disminuyó su participación en el mercado. Como resultado: la cotización de sus acciones cayó desde un máximo de 40 dólares en 2007 a menos de 3 dólares en 2012. Su primer movimiento para resurgir tras la hecatombe llegó en febrero de 2011, cuando estableció una alianza estratégica con Microsoft, como parte de la cual todos los teléfonos inteligentes Nokia incorporarían Windows Phone.

 El segundo movimiento que realizó fue el de liderar junto a Ericsson desde los países nórdicos la 5G europea: el 28 de junio de 2016, el gigante caído finlandés demostró por primera vez una red preparada para 5G, y al año siguiente llevó a cabo una conexión a través esta tecnología en Oulu, Finlandia, utilizando el estándar 5GTF, respaldado justamente por Verizon.

En este nuevo nicho, Nokia y Xiaomi firmaron en 2017 un acuerdo de colaboración comercial y de patente de varios años, que incluyó una licencia cruzada para las patentes esenciales de cada compañía en materia de móvil. Ya en pleno sprint, el 19 de enero de 2018, la compañía finlandesa firmó un acuerdo con NTT Docomo, el operador de telefonía móvil más grande de Japón, para proporcionar estaciones de radio inalámbricas 5G en el país para este año 2020.

Paso a paso, Nokia ha avanzado a paso firme en la carrera del 5G: en enero de 2018 presentó la línea ReefShark de chipsets 5G e incorporó tecnologías de inteligencia artificial de los laboratorios Bell. Y comenzó a llegar el respaldo institucional al que fue estandarte de todo un país. Ese mismo año, el Gobierno finlandés -liderado aquel entonces por el primer ministro Juha Petri Sipilä, un empresario e ingeniero centrista- compró a través de Solidium (el brazo de inversión de Helesinki) una participación del 3,3% en Nokia valorada en 844 millones de euros.

Nokia parece bien posicionada, pero no faltan las incertidumbres. JPMorgan insistía la semana pasada que «existe un riesgo real de que Verizon dependa menos de Nokia como su principal proveedor de RAN (radio access network) en el futuro», a lo que los finlandeses han respondido tajantes que siguen trabajando con Verizon en 5G: «Nokia se enorgullece de servir a Verizon y estamos comprometidos con continuar ayudándoles a construir la mejor red, la más segura y la más eficiente», ha asegurado un portavoz de la compañía.

El precio de las acciones del proveedor de red finlandés se había recuperado notablemente en los últimos meses… hasta el pasado miércoles. Su precio bajó de 5 a 3,8 euros por acción. Con un volumen de ventas de más de mil millones de euros, Verizon es probablemente el cliente más importante de finlandeses, dentro de una estrategia en la que ha buscado el crecimiento a través de pedidos de compañías de telecomunicaciones estadounidenses y canadienses. Los nubarrones en su relación con Verizon pueden ser graves. Pero cada nueva cortapisa a la tecnología de Huawei también es una llamada directa para su redención. El gigante vuelve a estar en línea.

Fuente: ABC






Noticias relacionadas