Inicio Cinta FMI pronostica una disminución del 7% del PIB europeo en 2020

FMI pronostica una disminución del 7% del PIB europeo en 2020

por kacosta
FMI

El Fondo Monetario Internacional publicó este jueves las Perspectivas económicas regionales de Europa.

En este informe, indican que el impacto económico de la pandemia ha sido enorme. El FMI pronostica una disminución del 7% del PIB europeo en 2020. La recuperación tras esta crisis será desigual y parcial. Si bien se proyecta que el PIB real repunte en un 4,7% en 2021, seguiría estando un 6,3% por debajo de nuestras proyecciones para 2021 anteriores a la pandemia, lo que implica una pérdida de PIB de casi 3 billones de euros. Gran parte de esta pérdida no se recuperará a mediano plazo.

La respuesta de política económica sin precedentes, tanto en términos de rapidez como de magnitud, ha evitado un resultado más devastador. Por poner un ejemplo: estimamos que, en Europa, al menos 54 millones de puestos de trabajo han recibido en algún momento apoyo de programas de mantenimiento de empleo. Esta ayuda ha mantenido a flote a muchas familias y empresas en estos tiempos difíciles. Las políticas a escala de la UE también han marcado la diferencia. Los riesgos siguen siendo importantes y están aumentando a medida que se intensifica la segunda ola de contagios. Dada la considerable incertidumbre existente, las políticas deben mantener un apoyo firme para sostener la recuperación.

Además, estiman que la magnitud promedio de las medidas fiscales discrecionales adoptadas en 2020 ha sido del 6,2% del PIB en las economías avanzadas de Europa y del 3,1% del PIB en las economías emergentes. Este apoyo discrecional ha venido a sumarse a los potentes estabilizadores automáticos de Europa. Un gran porcentaje de los paquetes fiscales se ha utilizado en programas de mantenimiento del empleo y en apoyo de liquidez para las empresas. Estos programas han tenido un gran éxito a la hora de limitar el grado de destrucción de empleos y han evitado una cascada de quiebras y cierres de bancos.

La política monetaria y las políticas macroprudenciales han sido esenciales para facilitar condiciones de financiamiento favorables a todos los sectores de la economía. Los recortes de las tasas de política monetaria, la flexibilización de las condiciones en que los bancos pueden obtener liquidez y la reducción de las reservas bancarias de liquidez y capital han contribuido a garantizar el flujo de crédito, en especial hacia las pequeñas y medianas empresas.

Además, las políticas monetarias sumamente acomodaticias del Banco Central Europeo y de otras economías con moneda de reserva han tenido potentes repercusiones internacionales, con la flexibilización de las condiciones monetarias, también en las economías emergentes de Europa. Seis países europeos han recibido apoyo del FMI en forma de financiamiento de emergencia.

Según el FMI, este es también el momento de diseñar reformas que impulsen el aumento de la productividad y políticas que contribuyan a transformar la economía, cosechar los beneficios de la digitalización y mitigar el cambio climático. Los sistemas sociales pueden mejorarse y fortalecerse para que afronten mejor los despidos objetivos de trabajadores y las necesidades de reconversión profesional derivadas de la automatización y el cambio tecnológico. Las políticas, inclusive una mejor focalización del apoyo fiscal, también tendrán que abordar los efectos perniciosos de la crisis y de un posible aumento de la desigualdad, en especial dado que los jóvenes, las mujeres y quienes tienen un menor nivel de estudios se han visto afectados de forma desproporcionada.

Fuente: FMI

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies