Inicio Cinta Unesco: 63 millones de maestros han sido afectados por la crisis de la COVID-19

Unesco: 63 millones de maestros han sido afectados por la crisis de la COVID-19

por kacosta
pupitres-escuelas

En celebración de la función primordial de los docentes que han brindado apoyo a los estudiantes durante la pandemia de la COVID-19, el Día Mundial de los Docentes (5 de octubre) de este año pondrá de relieve la necesidad de mejorar la capacitación, el desarrollo profesional y las competencias de liderazgo en el magisterio, con el fin de atenuar las desigualdades en el aprendizaje y apoyar la educación integradora en todos los niveles durante la fase de recuperación y en las etapas sucesivas.

Debido a la COVID-19, casi 1.600 millones de alumnos, esto es, más del 90% de la población escolar matriculada en el mundo, se han visto afectados por el cierre de las escuelas. La crisis de la COVID-19 también ha afectado a más de 63 millones de docentes, ha puesto de manifiesto las persistentes deficiencias de muchos sistemas educativos y ha exacerbado las desigualdades, con consecuencias devastadoras para los más marginados.

Durante esta crisis, los docentes han demostrado, una vez más, una gran capacidad de liderazgo e innovación para asegurar que #ElAprendizajeNuncaSeDetiene y velar por que ningún alumno se quede atrás. En todo el mundo, han trabajado de forma individual y colectiva para encontrar soluciones y crear nuevos entornos de aprendizaje para sus alumnos, a fin de garantizar la continuidad de la educación. También es fundamental el papel que han desempeñado prestando asesoramiento sobre los planes de reapertura de las escuelas y apoyando a los alumnos en el momento de regresar a la escuela.Ahora tenemos que pensar más allá de la COVID-19 y trabajar para crear una mayor resiliencia de nuestros sistemas educativos que permita responder rápida y  eficazmente a estas y otras crisis similares. Ello supone preservar la financiación de la educación, invertir en una formación inicial de alta calidad para los docentes y continuar el desarrollo profesional del personal docente existente. Si no se adoptan medidas urgentes y no se incrementan las inversiones, la crisis delaprendizaje podría convertirse en una catástrofe educativa. Incluso antes de la pandemia de COVID-19, más de la mitad de los niños de diez años de edad en países de ingresos bajos a medios no eran capaces de entender una simple historia por escrito.

Para reforzar la resiliencia del profesorado en tiempos de crisis, todos los docentes deberían adquirir las competencias digitales y pedagógicas necesarias para enseñar a distancia, en línea y mediante métodos de aprendizaje mixtos o híbridos, cualquiera que sea el nivel de tecnología disponible. Los gobiernos deberían garantizar infraestructuras y una conectividad digitales en todo su territorio, incluidas las zonas rurales y remotas.

Ver el comunicado oficial 

Fuente: UNESCO

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies