Inicio Cinta La mortalidad por sarampión en el mundo aumenta en un 50% de 2016 a 2019 y se cobra más de 207.500 vidas en 2019

La mortalidad por sarampión en el mundo aumenta en un 50% de 2016 a 2019 y se cobra más de 207.500 vidas en 2019

por kacosta
OMS

El sarampión se agravó en todo el mundo en 2019 y alcanzó el mayor número de casos registrados en 23 años.

Los casos de sarampión en todo el mundo aumentaron a 869.770 en 2019, el mayor número notificado desde 1996, y estos aumentos se produjeron en todas las regiones de la OMS. Las muertes por sarampión a nivel mundial aumentaron casi un 50% desde 2016, y se estima que sólo en 2019 la enfermedad se cobrará 207.500 vidas, se informó en una publicación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

Después de un progreso mundial constante de 2010 a 2016, el número de casos de sarampión notificados aumentó progresivamente hasta 2019. Al comparar los datos de 2019 con el mínimo histórico de casos de sarampión notificados en 2016, los autores citan que una de las principales explicaciones de este aumento en el número de casos y muertes es que no se haya vacunado a los niños a tiempo con dos dosis de vacunas que contienen sarampión (MCV1 y MCV2).

Aunque los casos de sarampión notificados han sido menos en 2020, los esfuerzos necesarios para controlar la COVID-19 han dado lugar a interrupciones en la vacunación y a la paralización de los esfuerzos para prevenir y reducir al mínimo los brotes de sarampión. En noviembre, más de 94 millones de personas corrían el riesgo de no recibir vacunas debido a la interrupción en 26 países de las campañas de sarampión. Muchos de esos países están sufriendo brotes continuos. De los países donde se aplazó la realización de las campañas previstas para 2020, sólo ocho (el Brasil, Etiopía, Filipinas, Nepal, Nigeria, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y Somalia) reanudaron sus campañas tras los retrasos iniciales.

“Nos preocupa que la COVID-19 contribuya a aumentar el número de casos de sarampión y de muertes por la enfermedad. El sarampión no conoce fronteras y es imperativo que trabajemos juntos para vacunar a más niños y continuar la lucha contra esta enfermedad prevenible. En todo el mundo, los voluntarios de la Cruz Roja y la Media Luna Roja ayudan a las familias y las comunidades que sufren una escasez crónica de vacunas a proteger a sus hijos. Únanse a nosotros en este esfuerzo.” – Gail McGovern, Presidenta y Directora General de la Cruz Roja Americana.

Fuente: OMS

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies