//

Síganos en:

// //

Suscríbase gratis a nuestro boletin

Finanzas Digital

Noticias de economía y finanzas




UNICEF: 137 millones de estudiantes han perdido un promedio de 174 días de aprendizaje y están en riesgo de perder todo un año escolar en América Latina y el Caribe debido al COVID-19

UNICEF: 137 millones de estudiantes han perdido un promedio de 174 días de aprendizaje y están en riesgo de perder todo un año escolar en América Latina y el Caribe debido al COVID-19
noviembre 9, 2020

En América Latina y el Caribe, se han reportado más de 11 millones de casos de coronavirus y hoy, más de siete meses después de que el primer caso afectara a Brasil, el COVID-19 ha privado al 97 por ciento de los estudiantes de la región de continuar con su educación habitual. El cierre prolongado de las escuelas ha significado que aproximadamente 137 millones de niños y niñas continúen sin recibir educación presencial.

Los niños latinoamericanos han perdido cuatro veces más días de clases debido a la pandemia de coronavirus que los estudiantes del resto del mundo y más de 137 millones de jóvenes de la región aún no han regresado a la escuela, dijo un informe de UNICEF divulgado este lunes.

Para cada niño, niña y adolescente, esta pérdida tiene graves implicaciones para su futuro y cada día que pasa con las escuelas cerradas se va dando forma a una catástrofe generacional, que tendrá profundas consecuencias para la sociedad en su conjunto.

Si bien los países se encuentran en diferentes etapas en términos de su situación epidemiológica y respuesta a la pandemia, es imperativo que los gobiernos se preparen ahora para la reapertura segura y gradual de las escuelas.

Los datos de UNICEF muestran que, en una región caracterizada por altos niveles de desigualdad, el COVID-19 ha exacerbado esta situación en términos de disponibilidad de la educación.

La interrupción prolongada de los servicios de educación preescolar y de primera infancia, priva a los niños y niñas más pequeños de experiencias de aprendizaje necesarias para su pleno desarrollo, especialmente en esta etapa de su vida en que más las necesitan. A esta edad, las soluciones de aprendizaje a distancia han demostrado ser menos efectivas ya que los niños más pequeños requieren interacciones directas a través del juego y otras actividades motivadoras.

En términos generales, el cierre de las escuelas está teniendo un impacto negativo importante en el aprendizaje de cada estudiante y en su capacidad para desarrollar habilidades sociales y de pensamiento crítico. Más allá del impacto inmediato, las consecuencias financieras de la crisis educativa impactarán a las economías de la región en los próximos años. Según datos del Banco Mundial, el cierre de las escuelas podría costarle a la región hasta 1,2 billones de dólares en los ingresos eventuales de por vida de los niños, niñas y adolescentes que ahora se ven privados del aprendizaje formal, lo que equivale al 20 por ciento de las inversiones que hacen los gobiernos en educación básica.9 Peor aún, las consecuencias económicas de la pandemia están ejerciendo una fuerte presión sobre los presupuestos nacionales de la educación pública. Con una probable contracción del PIB del nueve por ciento en este año, América Latina y el Caribe debe actuar urgente y enérgicamente para evitar que el COVID-19 socave el futuro de los niños, niñas y adolescentes. 10 Las pérdidas que esta generación puede sufrir en su educación y en su potencial humano ponen en peligro las esperanzas de la región para su recuperación económica y desarrollo a largo plazo.

Ver informe completo 

Fuente: UNICEF

 

 






Noticias relacionadas