Inicio Países Apuntes de una Cuarentena: Venecápital

Apuntes de una Cuarentena: Venecápital

por Luis Gerardo García
Luis-Gerardo-Garcia-Portrait-1

Luis Gerardo García.-En octubre de 2019, un grupo de profesionales empezamos a imaginar. Imaginamos un futuro donde la iniciativa privada venezolana se nutría de recursos de largo plazo y se llenaba de capital, no sólo financiero sino también relacional y profesional. Con esta visión, Pedro Urdaneta, y quien escribe estas líneas, después de muchas conversaciones, conceptuamos Venecápital, Asociación Venezolana de Capital Privado. La idea se regó como incendio en la pradera, y cuando nos dimos cuenta éramos 20 miembros, entre inversionistas, family offices, prestadoras del servicio y otras organizaciones. Tras dieciocho meses de trabajo, y en medio de una pandemia muy fuerte y restrictiva, nació Venecápital, con un exitoso y concurrido webinar que reunió a más de mil participantes de todas partes del mundo, y con treinta y tres miembros dispuestos a promocionar la marca Venezuela.

 Siempre decimos que Venezuela tiene las mejores cosas del mundo: las mejores playas, las mejores selvas, el mejor cacao, el mejor café, el mejor ron y así sucesivamente, pero lo que no se mercadea no se vende, y en nada sirve que nos jactemos de tener lo mejor si el resto del mundo no se entera. Venecápital busca remediar esto, al dedicarse a la promoción del país como destino de inversión del capital privado. Esto pasa tanto por promover al país entre capitales locales y foráneos como ser un foro de discusión y encuentro del sector. Venecápital también quiere ser un vaso vinculante con los entes reguladores, representando los intereses del sector de capital privado en el país y promoviendo la regulación moderna y competitiva, en coordinación con otros actores del ámbito económico venezolano como el Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (CONAPRI).

Tan importante como promocionar al país como un potencial de rendimiento, la tarea de Venecápital también comprende el ámbito local, al promover al capital privado como forma de financiamiento para las empresas venezolanas – financiamiento que, huelga decirlo, no viene sin ataduras: el capital privado fuerza a un cambio positivo en las empresas, al obligarlas a adoptar principios de transparencia y gobierno corporativo que la profesionalizan, fortaleciendo sus bases para una vida corporativa más larga.

¿Está Venecápital por el camino correcto? ¿Son tan positivos todos los aspectos que contestan a la pregunta ¿por qué Venezuela? Obviamente, siendo vicepresidente de la Asociación, mi opinión está sesgada, pero hay aspectos que son indiscutibles:

  • Tenemos las reservas de petróleo más grandes del mundo, y las reservas de gas natural más grandes de Latinoamérica,
  • Tenemos una capacidad de generación eléctrica envidiable, que principalmente proviene de fuentes renovables,
  • Tenemos una ubicación geográfica ideal para ser un centro (hub) de logística de la región,
  • Tenemos una de las tasas más altas de urbanización de Latinoamérica (85% de la población venezolana vive en centros urbanos de más de 500.000 habitantes),
  • Tenemos una infraestructura que, aunque deteriorada, es de las más completas de la región y que requiere relativos montos bajos de inversión,
  • Tenemos una población con altos niveles de educación, tanto dentro del país como fuera de sus fronteras, y
  • Tenemos café, cacao, ron, playas, selvas…

Venezuela ofrece unas potencialidades que, como mencionaba el doctor Peter West en su intervención, la hace una oportunidad de rentabilidad extraordinaria. Desde el punto de vista de un gestor de fondos, sería un error no considerarla dentro de un portafolio de inversiones.

@VzlanaF

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies