Aumento del salario mínimo, el aumento invisible


Luis Rafael Camero

Luis Rafael Camero.- La tradición venezolana en materia salarial, dictamina que cada incremento del salario mínimo debe ser anunciado en las celebraciones del 1ro de mayo, precedido de bombos, platillos y sonido de trompeta, cual epifanía. Esto para, y siguiendo con las tradiciones, los trabajadores venezolanos comenzáramos a disfrutar de un aumento, que en el mejor de los casos alcanzaba para pagar un café en cualquier panadería.

Los gobiernos socialistas del siglo XXI, no evaden esta tradición, solo que ahora en despliegue de su eficiente aparato de marketing, se anuncia “para la defensa del trabajador”, haciéndose éstos en más de una ocasión al año. Claro ante la escalada hiperinflacionaria que vive el país desde hace ya tres años, coloca al salario en algo menos que sal y agua; en un suspiro al viento.

Haciendo un poco de memoria, en la Venezuela del puntofijismo, el último gobierno de “la derecha reaccionaria”, tenían en abril del 1998 el salario minino de Bs. 100.000,00 y el bono de alimentación en Bs. 81.400,00 lo cual sumaba a Bs. 181.400,00 (los Bs. de antes); es decir en aproximadamente 337 US$ calculando al tipo de cambio de aquellos días, 538 Bs/US$. Si tomamos como referencia el umbral de la pobreza estimada por el Banco Mundial con 2 $ de ingreso diario, el trabajador venezolano que ostentaba el ingreso mínimo en 1998 alcanzaba a 11$ diarios, cinco veces por encima del mínimo exigido por el organismo multilateral.

Ahora la revolución coloca un ingreso mínimo de Bs. 2.800.000 (recuerden el monto de ceros que se le quito al bolívar), representando aproximadamente éstos, 1,4 US$ al cambio del día de hoy, es decir 0,04 $ diarios, 98% por debajo de lo exigido por el Banco Mundial. Esto sin mencionar la ya dolarizada economía, con productos cotizados a precios internacionales, donde un kilo de arroz se vende a 1 US$ y un par de zapatos de baja calidad puede cotizarse desde los 10 US$.

Tal vez esta sea la razón por la cual el aumento al salario llevado a cabo este marzo del 2021, se llevara a cabo sin anuncios ni proclamas, pudiendo ser conocido como el aumento invisible.


Acerca del Autor

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies