Inicio Países Corralito a la Venezolana

Corralito a la Venezolana

por Luis Rafael Camero
Luis Rafael Camero

Luis Rafael Camero

Luis Rafael Camero.- Desde hace un tiempo en Venezuela se experimenta un fenómeno que todos ven, pero pocos comentan; la implementación fáctica de un corralito financiero. ¿Qué que es un corralito?, el termino fue acuñado en Argentina en el año 2002, para referirse a una medida restrictiva impuesta por las autoridades monetarias para evitar la salida de dinero de las entidades bancarias.

En aquella ocasión la Argentina atravesaba una severa crisis económica causada por el elevado déficit fiscal, la duda que el Estado entrara en una suspensión de pago y la amenaza de una corrida bancaria, llevaron al gobierno del entonces presidente La Rúa a restringir el retiro de los depósitos del público, con la esperanza de frenar una corrida bancaria que amenazaba con destruir el sistema financiero argentino.

Actualmente en Venezuela, la persistente hiperinflación, apoyada por la negativa gubernamental de adecuar el cono monetario a los nuevos requerimientos, ha causado una severa escasez de efectivo que dificulta al comercio, además de una constante y permanente devaluación de la moneda que ha llevado a una dolarización de facto de su economía, tranzándose en dólares el precio de todos y cada una de los bienes y servicios.

En todo este panorama el Banco de Venezuela, principal banco estadal, que maneja la mayor parte de las nóminas del Estado, mantiene un política restrictiva al permitir el retiro solo de Bs. 400.000,00 diarios por cliente, en todas y cada una de sus cuentas, de esta forma si una persona dispone de cualquier cantidad de dinero en varias cuentas de depósito solo podrá retirar al día, Bs. 400.000,00, es decir 0,2 centavos de dólar. Esto ocurre sin que ninguna autoridad del referido banco de alguna explicación al respecto, y sin ningún decreto oficial que imponga la medida, como fue el caso argentino.

Tenemos en el caso venezolano, un corralito a la chavista, que ensaya no solo con su sistema anti pandemia 7+7, como si las pandemias se propagan unos días si y otros no, también practica sus ensayos económicos sacados de vaya a saber Ud. que libro de economía apócrifo. Dejando en evidencia no solo su falta de sensatez sino también sus pocas intenciones de solventar la severa crisis económica, social, moral e institucional que atraviesa Venezuela.


Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies