Inicio Cinta Vendedores de cigarrillos, “los comerciantes de divisas disfrazados” en Caracas

Vendedores de cigarrillos, “los comerciantes de divisas disfrazados” en Caracas

por Jean Carlos de Abreu

Vendedores informales en el oeste de Caracas recorren la zona de un lado a otro comercializando cigarrillos de marcas desconocidas.

Sin embargo, un espacio llamado “El Comercio” es el paraíso del tabaco en la localidad. Pero no todos los clientes que van al lugar buscan adquirir el producto, sino cambiar dólares por bolívares.

Según publicó la agencia de noticias Bloomberg, los cigarrillos son utilizados como fachada ante la vigilancia de los cuerpos policiales, por esta actividad que es, al menos en ante las leyes venezolanas, ilegal. 

“Los cigarrillos son la máquina perfecta para conseguir bolívares”, dijo Carlos Gómez, un joven de 27 años, que estaba colocando sus productos para exhibirlos en una vieja mesa de madera. 

La dolarización desordenada que vive el país no ha hecho que la moneda legal, que es el bolívar, haya salido de curso, por lo que todavía circula y se requiere pagar servicios y alimentos.

“Los pobres son los más afectados por esta falla. Porque mientras que las personas con recursos económicos simplemente pagan las cosas con dólares a través de tarjetas de crédito o débito extranjeras o Zelle o dinero en efectivo, los pobres necesitan bolívares para tomar autobuses, comprar gasolina subsidiada y comprar alimentos básicos”, refirió el medio.

Rafael Vargas, de 52 años, es un guardia de seguridad al que le pagan en dólares. Por ello, cambia en Catia las divisas para obtener bolívares y así trasladarse a su trabajo, ubicado en Campo Alegre, en Caracas.

El hombre podría hacer el cambio en un banco, pero tendría que esperar en la fila durante horas. Además, en algunos bancos “existen límites de retiro diarios” de efectivo. Vargas necesita al menos 800.000 bolívares diarios para ir y venir de su trabajo.

Criticó que en “El Comercio” no hacen un buen cambio del dólar al bolívar: “terminan robando parte de tu dinero, pero no puedes hacer nada para evitarlo, porque tienes que ir a trabajar. Si no trabajamos, no comemos”.


Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies