Inicio Cinta ¿Quién es un empresario?

¿Quién es un empresario?

por Daniel Lahoud
Daniel-Lahoud
Daniel-Lahoud

Daniel Lahoud.- Hay un asunto demasiado importante en relación a ¿Quién es un empresario? y ¿Qué significa realmente en la sociedad ser empresario? Hay gente que cree que los empresarios son monstruos que imponen su voluntad en el mercado, y en ese ámbito se inscriben muchos empresarios que se dejan dominar por su propia soberbia y creen que eso es posible, pero también hay analistas que creen que eso es así. Los Santsimonianos y positivistas junto a Marx, quizá fueron los primeros. Pero la contemporaneidad tiene a Sombart, a Keynes y a Schumpeter. Todos creen que el empresario impone su voluntad en el mercado. Nada más lejos de la realidad.

Un empresario es quien descubre las necesidades de la gente y las satisface. Y su habilidad puede llegar a sorprendernos, porque descubre necesidades latentes, debido a que los seres humanos a veces no sabemos que necesitamos algo, y eso es lo que descubre el empresario. Por ello la empresarialidad es un fenómeno de descubrimiento y creación. Son además individuos capaces de conseguir los recursos con los que ejecutar ese emprendimiento, y los disponen para poner en ejecución los procesos de producción sin conocer específicamente de mecánica, química o cualquier otra ciencia. Indudablemente son seres excepcionales. Aquí fallan también los marxistas que consideran además al empresario un “tonto heredero” que viene con el capital líquido en su bolsa; realmente muchos empresarios son personas sin dinero, pero con habilidad e iniciativa.

Ahora bien, son seres humanos y eso los hace susceptibles a todas las pasiones y debilidades humanas. Por esa razón pueden terminar creyendo que son seres superiores, y eso los puede llevar al engreimiento y la creencia de que tienen las características que le asignan los economistas que nombramos al principio. Eso es, lo que los griegos llamaban hubris, y en la buena tradición griega, eso los lleva al fracaso.

La soberbia es una mala consejera para un empresario. Creer que se tiene el dominio del mercado puede ser atroz para un empresario, lo puede conducir a errores importantes que incluso pongan en peligro su empresa. Más aún cuando se mezcla con el poder, y su única habilidad proviene de su relación con el gobierno, quien puede ofrecerle ventajas importantes, pero esas ventajas no son gratuitas, tienen como costo sus propias debilidades. Esa relación le impide visualizar las incertidumbres que, aunque él cree que desaparecen, siguen ahí. Hemos visto en estos mismos tiempos como los empresarios adorados por el gobierno son aplastados por el mismo.

En esto hay que insistir, que riesgo e incertidumbre son dos cosas completamente diferentes, riesgo es una condición que puede ser medida, si se considera adversa evitada, pero que si se considera productora de beneficios, ser vivida, porque el riesgo es la fuente de la ganancia. Pero la incertidumbre, al ser desconocida, es la que puede llevarse por delante todo el esfuerzo que significó la empresa, o producir ganancias inesperadas. Este es otro punto interesante, porque muchas personas mezclan los conceptos y dicen que son lo mismo, y si lo piensan, tengan cuidado, porque están equivocados.

¿Qué es en realidad un empresario?, un empresario es el servidor de los consumidores, porque ellos son los que le dan su rango en la sociedad. Un empresario sin consumidores es un individuo solitario en la comunidad que pretende liderar, alguien que puede tener buenas ideas, pero no tiene a quien hacérselas llegar.

Otra cosa relevante, es la preparación, antes dijimos que el empresario sin conocer a profundidad las ciencias y las técnicas, descubre como aprovecharlas. Bueno, eso no lo enseñan en ninguna parte, pero se aprende, la necesidad hace esa magia, porque si observan a su alrededor, generalmente los empresarios no son intelectuales o científicos, y algunos tienen apenas los rudimentos de una instrucción básica. El empresario suele ser un autodidacta y un individuo con una visión muy especial del mundo. Pero al mismo tiempo, todos somos empresarios, por que es una condición de la naturaleza humana y del hombre que se entiende como líder en la sociedad.

Sin empresarios, la especie humana hubiese desaparecido como ya lo hicieron muchas especies en el planeta, producto de los cambios en el ambiente. Por tanto, la sociedad le debe mucho a estos hombres que anónimamente han hecho milagros para que nuestra especie sobreviva desde las glaciaciones hasta hoy. Empresario es quien por encima de la incertidumbre es capaz de ofrecernos una solución efectiva para un problema, que incluso, no sabíamos que enfrentábamos.

Olvidarnos de ellos, como hemos hecho los economistas conduce a errores increíbles. No se puede entender los mercados y la distribución sino es a partir del empresario, que es el dueño de la renta y la distribuye. No entender que la acción conjunta y no concertada de los empresarios, es la que produce el bienestar, nos lleva al sempiterno error de considerar al gobierno como el centro de la investigación, eso siempre nos ha conducido desde mucho tiempo atrás (incluso antes del chavismo) a proponer desastres como el que hemos hecho con la economía venezolana y seguimos haciendo. Incluso a proponer soluciones que no parten de la única realidad, y es que quien puede crear riqueza es el empresario.

@daniellahoud

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Puede continuar si esta de acuerdo, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacidad & Política de Cookies